Piden 72 años de cárcel para cuatro acusados de asaltar violentamente el piso de tres jóvenes

Actualizado 01/10/2011 15:50:17 CET

(Esta noticia sustituye a la anteriormente emitida por el servicio de Europa Press con el mismo titular por un error en el titular, en el primer párrafo, así como en el último. La noticia queda como sigue, disculpen las molestias)

Granada.- Tribunales.- Piden 76 años de cárcel para cuatro acusados de asaltar violentamente el piso de tres jóvenes

GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Granada ha solicitado un total de 76 años de prisión para cuatro hombres acusados de asaltar violentamente la vivienda que ocupaban, en Granada capital, tres jóvenes de nacionalidad rumana, y provocarles lesiones que pusieron en riesgo la vida de dos de ellos.

Se trata de los procesados identificados como D.F.G., de 37 años; N.C., de 42; S.R., de 40, los tres de nacionalidad rumana; y F.H.L., de 37 años y nacido en Granada. El fiscal atribuye para los cuatro dos delitos de asesinato en grado de tentativa, y además un delito de lesiones y otro de tenencia ilícita de armas para el primero y el último.

Según consta en el escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, fue sobre las 0,30 horas del día 17 de octubre de 2002 cuando se encontraban en un piso alquilado tres jóvenes de nacionalidad rumana, en la calle Palencia de la capital granadina, cuando los procesados y otros individuos más que no han podido ser identificados llegaron a la vivienda.

Llamaron a la puerta mientras uno gritaba "¡Policía!", lo que motivó que se decidiera a abrir la puerta uno de los jóvenes, que fue golpeado seguidamente con una barra de hierro en la cabeza por el procesado identificado como D.F.G. A continuación, armados con cuchillos y espadas, "con intenciones homicidas", según el fiscal agredieron a otro de los jóvenes, que se hallaba en el cuarto de baño.

Al tercero, de 26 años, que se encontraba durmiendo en el salón y que huyó a una habitación contigua al oír el ruido, lo persiguieron pese a que logró refugiarse debajo de una cama. A éste le propinaron golpes con espadas, al tiempo que gritaba "matarlo, matarlo" en idioma rumano.

Como consecuencia de las agresiones, el que abrió la puerta sufrió heridas inciso-contusas en hombro izquierdo y en el cráneo, y contusión en la muñeca. El segundo tuvo lesiones que pusieron en peligro su vida, como heridas en el antebrazo y sección de los tendones en mano y piernas, así como diversas cicatrices y secuelas, como un pie caído, que es equivalente a la pérdida de un miembro no principal. El tercero sufrió heridas en el abdomen, con alcance del hígado y el estómago, que también pusieron en riesgo su vida.

Posteriormente a los hechos, el 6 de noviembre de 2002, fue encontrado en el vehículo del único procesado de nacionalidad española, donde éste se encontraba con otro de los acusados, una pistola que había sido recalibrada y para la que ninguno de los dos inculpados poseía permiso.

Dos de los procesados se enfrentan a un total de 16 años de prisión cada uno de ellos por dos delitos de asesinato en grado de tentativa, otros dos por un delito de lesiones, y otros dos años de cárcel por supuesta tenencia ilícita de armas. Los otros dos inculpados están acusados de dos asesinatos en grados de tentativa y un delito de lesiones, por los que cada uno de ellos hace frente a 18 años. Los cuatro, para los que la Fiscalía pide además el pago de indemnizaciones a sus víctimas por valor de 25.200 euros, serán enjuiciados en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada el próximo 6 de octubre.