Piden cuatro y dos años de prisión para dos acusados de atentado a agentes de Policía Local

 

Piden cuatro y dos años de prisión para dos acusados de atentado a agentes de Policía Local

Publicado 02/06/2014 18:11:21CET

CÓRDOBA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Provincial de Córdoba ha solicitado penas de cuatro y dos años de prisión y multas de unos 4.500 euros para dos hombres, respectivamente, acusados de delito de atentado a agentes de Policía Local, delito contra la seguridad vial y faltas de lesiones tras un incidente por conducir un ciclomotor sin permiso, en la capital cordobesa. El juicio se prevé celebrar el próximo miércoles en el Juzgado de lo Penal número 3 de Córdoba.

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 16,00 horas del día 14 de abril de 2013 los agentes se encontraban de servicio por la zona del Canal del Guadalmellato y observaron como una persona conducía un ciclomotor sin llevar puesto el casco reglamentario, por lo que le dieron el alto para la correspondiente denuncia.

Tras ello, los agentes al pedirle la documentación para identificarle notaron una "actitud con intención de emprender la huida", motivo por el que uno de los policías decidió quitar la llave de contacto del ciclomotor. El hombre, identificado con las iniciales M.M.V. no tenía la documentación porque "nunca había obtenido permiso alguno para conducir vehículos a motor o ciclomotores", según explica el fiscal.

Al ver lo que sucedía se aproximó al lugar un grupo de personas entre los que se encontraba el otro acusado, F.J.J.C., quien era el propietario del ciclomotor, que "había prestado el mismo" al otro procesado "a sabiendas de que este carecía de permiso alguno para conducir", y en ese momento supuestamente comenzó a insultar a los agentes.

Posteriormente, añade el fiscal, les instó a que "dejaran marchar" al otro acusado, al tiempo que "empujaba y manoteaba violentamente" con uno de los agentes para "intentar apartarlo y facilitar la fuga" de M.M.V., y aunque los agentes pidieron refuerzos, este último consiguió recuperar las llaves, montarse en el ciclomotor y emprendió la huida a gran velocidad, forzando a uno de los agentes para que se apartase para no ser arrollado, aunque finalmente el acusado fue retenido y reducido por este.

Como consecuencia de los hechos, uno de los agentes sufrió lesiones con en erosiones en ambos antebrazos; mientras que el otro agente sufrió lesiones con una contusión en el codo derecho. El fiscal considera que los hechos son constitutivos de dos delitos de atentado a agentes de la autoridad, un delito contra la seguridad vial, cooperación necesaria de un delito contra la seguridad vial y dos faltas de lesiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies