Piden prisión en Córdoba a un acusado de maltrato y amenazas a su mujer

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Piden prisión en Córdoba a un acusado de maltrato y amenazas a su mujer

Publicado 16/11/2016 18:07:26CET

CÓRDOBA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha pedido penas que suman cuatro años y seis meses de prisión y órdenes de alejamiento durante once años para un hombre, acusado de delitos de maltrato habitual en el ámbito familiar y amenazas leves, con la agravante de reincidencia, supuestamente cometidas contra su mujer, a la que presuntamente insultaba y le ponía cuchillos en el cuello, entre otras situaciones, en la localidad cordobesa de Hornachuelos.

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, el procesado, que ha estado en prisión por esta causa durante unos tres meses y que cuenta con antecedentes con una condena por delitos de amenazas, maltrato y quebrantamiento de condena, ha mantenido una relación sentimental con la mujer, con la que se casó en enero de 2014 y se separaron en diciembre del mismo año, tiempo durante el cual han convivido con los dos hijos menores de ella.

Desde el inicio de la convivencia, el acusado, "en múltiples ocasiones, con intención de intimida y amedrentar", supuestamente le ha dicho que iba a prender fuego a la casa con ellos dentro, que iba a reventar el coche, que si entraba en prisión la paga que le dieran se la iba a gastar en "buscarla y matarla a ella, su madre y su hermana", a la vez que "le ha propinado múltiples empujones, puñetazos, tirones del pelo y patadas", entre otros hechos que relata el fiscal.

Además, precisa que una tarde de diciembre de 2014, él se personó en el domicilio familiar de ella para "aclarar su situación sentimental, y ante la negativa de ella de querer reanudar la relación", el procesado, "con intención de intimidar y amedrentar", presuntamente sacó una navaja del bolsillo de su pantalón y se la puso a ella en la barriga y a continuación en el cuello diciéndole: "Ahí te desangrarás antes".

Por otra parte, al día siguiente, "tras mantener relaciones sexuales consentidas con su pareja", se produjo una discusión entre ambos motivada por la intención de él de querer ver el móvil de ella, de manera que el procesado, "con intención de menoscabar su integridad física y corporal", supuestamente le dio múltiples puñetazos, al tiempo que le decía: "Aquí hay dos soluciones, o me enseñas el teléfono o no sales viva".

Como consecuencia de estos hechos, la mujer ha sufrido distintas lesiones y, según el informe de la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género (UVIG), "la dinámica de relación de pareja muestra características definitorias propias de una situación de violencia sobre la mujer".

Mientras, la acusación ha calificado los hechos como un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar, por el que pide para él la pena de un año de cárcel y tres años de orden de alejamiento; un delito de amenazas, con tres años de prisión, y un delito de agresión sexual, con una petición de 12 años de cárcel.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies