Pilar González (PA) califica como "cacicada" el "conflicto" sobre las oposiciones que han generado PSOE y PP

Pilar González, Entre Antonio Manuel Rodríguez Y Carmen López En Palma Del Río
EUROPA PRESS/PA
Actualizado 21/02/2012 18:38:25 CET

PALMA DEL RÍO (CÓRDOBA), 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La candidata del PA a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Pilar González, tras rechazar la reforma laboral, ha calificado este martes como una "cacicada" el "conflicto sobre las oposiciones generado entre PSOE y el PP, que juega con los intereses personales y profesionales de muchos andaluces".

En declaraciones a los periodistas González, quien ha presentado en Palma del Río (Córdoba) un manifiesto de apoyo al sector citrícola, se ha referido a la reunión mantenida entre el Ministerio y la Consejería de Educación para hablar sobre la oposiciones en Andalucía y que "aun deja en el aire su convocatoria".

Para González, que "miles de personas en Andalucía no sepan qué va a ser de su futuro y tengan la espada de Damocles sobre su cabeza es una cacicada que no estamos dispuestos a consentir los andalucistas, porque juega con las expectativas personales y profesionales de muchos andaluces".

"Los cimientos del Estado del Bienestar --ha señalado-- hay que defenderlos y acrecentarlos". Es decir, "se pueden suprimir las diputaciones, recortar en consejerías, pero ni un maestro menos, ni un médico menos en Andalucía" y, por eso, "la pelea entre PSOE y PP, que pilla en medio a miles de andaluces, es una cuestión demencial, que debe ser resuelta con la celebración de esas oposiciones como ha convocado la Junta de Andalucía"

La candidata andalucista ha demandado a los ciudadanos "que no guarden silencio y levanten la mano y protesten contra esta situación y contra el paro" y ha exigido a los partidos centralistas "que no jueguen con las expectativas de los andaluces".

También le ha reclamado al presidente del Gobierno de la Nación, el popular Mariano Rajoy, que apruebe "ya" los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año y destine inversiones a luchar contra el paro en Andalucía.

En este sentido, González le ha pedido a Rajoy que atienda al "tirón de orejas de Bruselas" y presente antes de las elecciones andaluzas los PGE, "porque de los contrario sólo estaría atendiendo los intereses del Partido Popular, en perjuicio de los ocho millones y medio de andaluces", a lo que ha añadido que, "en política, como en la vida, no se pueden hacer trampas", lo que la ha llevado a reclamar a Rajoy un fondo de compensación interterritorial con 40.000 millones para el Plan de Empleo Prioritario para Andalucía (PEPA) que demandan los andalucistas.

La candidata andalucista ha destacado que el PEPA estima la creación de 380.000 puestos de trabajo, para que la tasa de paro andaluza se situé en la media nacional, que es del 22 por ciento y, desgranado por sectores, resultarían 20.000 puestos de trabajo en agricultura, "para convertirla, frente al ladrillo, en un sector estratégico", 50.000 en industria, otros 50.000 en la construcción, 70.000 entre los jóvenes, "para que no tengan que emigrar", y 190.000 en el sector servicios.

González ha estado acompañada por el candidato andalucista por Córdoba, Antonio Manuel Rodríguez, junto al que ha presentado el citado manifiesto en defensa del sector citrícola, principal actividad agrícola en la Vega del Guadalquivir y en la localidad de Palma de Río, donde ha parado este martes la marcha andalucista 'PA'lante', contra la reforma laboral y el paro en Andalucía y que reclama la aprobación de un Plan de Empleo Prioritario para Andalucía, como ya se hizo con Canarias en 2008.

Se trata de una marcha pionera en Andalucía y que acabará el próximo sábado ante el Palacio de la Moncloa, en Madrid, donde se le exigirá al presidente del Gobierno que, "si la tercera parte de los parados españoles son andaluces, la tercera parte del dinero que se destine a la generación de empleo tiene que venir a Andalucía, porque el paro andaluz debe ser una cuestión de Estado", según ha subrayado González, quien ha añadido que el PA es "el partido de los andaluces, el único con legitimidad para defenderlos, sin atender a despachos en Madrid".

González y Rodríguez han recorrido el mercadillo de Palma del Río con unas cometas en las que se podía ver la mano verde, símbolo del PA, y su eslogan de precampaña, 'Levanta la mano contra el paro', para recrear que "el trabajo está en el aire" y han recogido "currículum-protesta de parados" que llevarán a Rajoy, para enseñarle que "nuestros parados no son números, que son vidas", habiendo recabado ya más de 1.000 en toda la provincia de Córdoba.

Por su parte, Rodríguez se ha referido a la reforma laboral y ha destacado que frente a la posibilidad de despedir objetivamente a un trabajador por una falta justificada que sume nueve días sobre 48 que recoge la nueva norma, el PA apuesta por lo contrario, "despedir al gran empresario que, con beneficios, no pague las nóminas o finiquitos a sus trabajadores" y para ello propone la creación de un "Registro de Empresarios Morosos, que les impida así acceder a ayudas, subvenciones públicas y deducciones fiscales".

Rodríguez también ha criticado "la derogación de los salarios de tramitación" que recoge la reforma laboral, porque si el trabajador despedido no cobra estos salarios, "se reduce su base de cotización y el tiempo en la prestación por desempleo, pudiendo perder hasta cuatro meses de prestación", y "esto que nadie ha contado, porque parece no tener importancia, a nosotros nos parece miserable, ya que reduce la dignidad del trabajador y convierte al parado en un desamparado".

En cuanto al manifiesto a favor del sector citrícola en la Vega del Guadalquivir, incluye medidas ya fueron defendidas por el PA en las pasadas elecciones generales. Entre ellas destacan una Ley de Excelencia Agropecuaria, la creación de canon específico autonómico de equiparación de costes y la puesta en marcha de un Espacio de Producción y Consumo Protegido, que incluye una tasa verde sobre los productos en los que no repercuta su coste medioambiental, para que se puedan financiar y proteger su consumo y producción, y la sustitución del control fiscal del producto por un control sanitario, para que los productos autóctonos puedan comercializarse priorizando su calidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies