Plataforma con niños afectados por patologías neurológicas piden al Gobierno la aplicación de terapia con células madres

Publicado 17/04/2018 13:15:00CET

   SEVILLA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Plataforma de padres con niños afectados por patologías neurológicas pedirán en el Congreso de los Diputados que se revise el marco legislativo actual sobre terapia con células madres para que colectivos de personas con autismo, epilepsia y parálisis cerebral puedan acceder a ella en España sin necesidad de salir a otros países, según han informado en un comunicado.

   Asimismo, solicitarán que se fomente la investigación con células madres de médula ósea según los protocolos aplicados con éxito en clínicas ubicadas fuera de nuestras fronteras. En este sentido recuerdan el mediático caso del joven de Benalmádena (Málaga), Joel, operado con éxito en Alemania y que tras la intervención su espasticidad comenzó a disminuir, consiguiendo casi gatear y pronunciar palabras de forma clara.

   Asimismo, han explicado que, además de recoger firmas por todo el país, se reunirán la próxima semana con distintos grupos en el Congreso para instar a ensayos clínicos e implantación de terapias con células madre en este tipo de casos.

   La plataforma ha detallado que los hospitales públicos emplean terapias con células madres para esclerosis múltiple, cardiopatía dilatada, diabetes tipo 1, regeneración de cartílago y ELA, y que, "dada la elevada formación médica de nuestro país, los afectados opinan que, si se gestiona bien la investigación clínica, en pocos años los tratamientos podrían extenderse a otro tipo de patologías como parálisis cerebral, epilepsia o autismo".

   Además, ha detallado que en España la investigación con células madres está supervisada por el Comité de Ética y que, "aunque si bien los avances en nuestro país son múltiples, aún no se ha extendido esta técnica a las diversas enfermedades que pueden tratar".

   Las células madre son células multipotenciales que poseen todas las personas y que tienen la capacidad de llegar a hacer la función o reparar una zona afectada de nuestro cuerpo, por lo que se trata de un método clínico seguro y en España es un método sometido a altas pruebas.

   Los tratamientos que se realizan en España son todos con células madres adultas y no se utilizan células embrionarias ni tampoco se usan las llamadas iPS o células inducidas de otro tipo, una tecnología que sí se está desarrollando en países como Estados Unidos o Japón.

   Las células madres adultas usadas para tratamientos médicos son las de tipo mesenquimáticas y hematopoyético. Las primeras son las que crean el esqueleto humano y también lo regeneran y las segundas son las encargadas de regenerar la sangre y el sistema inmunitario, ha detallado la plataforma.

   Los ensayos clínicos en el país son voluntarios y gratuitos para el paciente y en algunos hospitales de Andalucía, Madrid y Cataluña se realizan en la actualidad ensayos clínicos con células madre para valorar la seguridad y la eficacia en nuevos tratamientos, pero no en patologías como las que demandan la citada plataforma de padres, según ha explicado.

   En cuanto al tratamiento con células madre para parálisis cerebral, éste "difiere de los métodos estándar al atacar la causa fundamental de la parálisis cerebral en el interior del cerebro. La terapia es una terapia que se centra en provocar cambios regenerativos o fisiológicos en el cerebro que puedan mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados".

   En los distintos hospitales donde se lleva a cabo actualmente esta terapia de células madre para tratamiento de parálisis cerebral, epilepsia o autismo, pacientes tratados han mostrado clara mejoría, según explican los afectados.

   En pacientes con parálisis cerebral se reduce la espasticidad, mejora la función motora, hay mayor coordinación de movimientos y estabilidad, mejora la capacidad de comunicación y lenguaje, e incluso en pacientes con epilepsia, se reducen bastante las crisis. En autistas mejora su capacidad de concentración, comunicación y lenguaje, disminuye la hiperactividad y agresividad, mejora su interacción social y la relación afectiva en su entorno.

   La mayoría son tratados por punción lumbar, donde las células madres se inyectan en el líquido cefalorraquídeo que las transporta por el canal espinal hasta el cerebro.