El pleno da luz verde para la municipalización del servicio de limpieza en La Carolina

 

El pleno da luz verde para la municipalización del servicio de limpieza en La Carolina

Pleno de La Carolina
EUROPA PRESS/AYTO. LA CAROLINA
Actualizado 06/10/2015 17:38:03 CET

LA CAROLINA (JAÉN), 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de La Carolina ha autorizado la operación de tesorería y la firma de la alcaldesa, con la empresa Recolte, para resolver el contrato que el Ayuntamiento mantiene con ella como adjudicataria del servicio de limpieza y mantenimiento de jardines. Son los trámites necesarios para que el Ayuntamiento recupera la gestión pública de ese servicio y que los 34 trabajadores que en su día transfirió a la empresa vuelvan a ser personal laboral municipal.

La operación de tesorería se plantea para hacer frente al pago de la deuda del Ayuntamiento con la empresa. Una deuda que, a fecha 30 de septiembre, asciende a 1.234.802,40. La operación de tesorería se realiza por una suma de 1.100.000 euros. Con esa cantidad, el Ayuntamiento tiene que realizar un primer pago de 386.425,75 euros.

Esa es la cantidad que la empresa ha reclamado judicialmente y para que retire la denuncia se le debe pagar la suma completa. Este abono se realizará en el mismo momento en que se produzca la firma que rescindirá el contrato.

Queda pendiente una deuda de 848.376,65 euros que el Ayuntamiento ya ha reconocido. Se ha acordado con la empresa que se pagará en 20 mensualidades consecutivas de 42.418,83 euros cada una. De ahí la operación de tesorería para hacerle frente.

El contrato entre el Ayuntamiento y Recolte entró en vigor en mayo de 2014. En junio de este año, 3 días antes de que se constituyera la nueva corporación, la empresa presentó un escrito anunciando que abandonaba el servicio por impago e iniciando la vía judicial para reclamar las cantidades adeudadas.

"Para nosotros rescatar el servicio de limpieza era un compromiso de gobierno con los ciudadanos", ha dicho la alcaldesa, "pero no estábamos dispuestos a tener que pagar nada más que la deuda reconocida". Por eso, inmediatamente después de la toma de posesión "empezamos a negociar con Recolte el rescate de servicio en las mejores condiciones posibles".

Esas condiciones incluyen el pago de la deuda pero no los costes añadidos que la empresa quería obtener del Ayuntamiento como los intereses de demora por la deuda pendiente o el lucro cesante, lo que dejará de percibir por rescindirse el contrato. Recolte se había hecho cargo del servicio por 15 años, sin embargo, el contrato se termina a los 16 meses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies