Podemos Andalucía aborda en Málaga su estrategia electoral para autonómicas y municipales

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez
Europa Press/Archivo
Actualizado 09/03/2018 7:56:35 CET

SEVILLA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Podemos Andalucía celebra este viernes en Málaga una reunión del Consejo Ciudadano Andaluz (CCA), máximo órgano entre asambleas, donde el partido morado abordará la estrategia que va a seguir de cara al año electoral de 2019, cuando tendrán lugar comicios locales y autonómicos, si no se produce adelanto electoral.

La reunión, que arrancará a las 17,00 horas en Málaga, estará presidida por la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, quien presentará ante el CCA y otros representantes de candidaturas de unidad popular de toda la comunidad autónoma que también participarán en el encuentro, un informe político acerca de la situación en Andalucía.

En su intervención, según ha podido saber Europa Press, Teresa Rodríguez defenderá que Podemos "debe ser una herramienta certera y solvente" y que para lograr ese objetivo ahora "toca dar pasos firmes adelante".

Tras recordar que el partido morado nació como una herramienta al servicio del cambio político y que desde que llegó a las instituciones han aprendido mucho, la política gaditana defenderá que el pulso político sigue en la calle de mano de la ciudadanía, como se ha demostrado con el movimiento feminista y, desde hace semanas, con los pensionistas.

Así, a juicio de Teresa Rodríguez, ambos colectivos demuestran que "no es el momento de la ambigüedad, es la hora de luchar y construir una alternativa clara, sin morderse la lengua, al bipartidismo de la corrupción y los recortes y su repuesto naranja", en alusión a Ciudadanos.

En reiteradas ocasiones, tanto la líder andaluza de Podemos como su homólogo en IULV-CA, Antonio Maíllo, han reivindicado la construcción de una alternativa política en Andalucía que se sitúe frente al PSOE-A y a Susana Díaz, y que también suponga un muro de contención tanto a las políticas de PP-A como a Cs.

Esa alternativa podría sustanciarse en Andalucía en una reedición mejorada de la confluencia que concretaron en las generales del 2016 Podemos e IU bajo el nombre Unidos Podemos. Y es que, como han manifestado dirigentes de sendas fuerzas, una confluencia entre Podemos e IU en Andalucía no podría limitarse a una coalición electoral sino que debe hacerse desde abajo, desde las bases, la coincidencia programática y en el diagnóstico de la comunidad.

Mientras las direcciones estatales de ambas formación aún no han concretado en qué términos se tiene que desarrollar la confluencia para las próximas elecciones, las conversaciones en Andalucía son constantes y vienen produciéndose desde hace meses, si bien se desconocen cuáles son los detalles de las mismas.

Ayudan en este escenario las buenas relaciones y el entendimiento mutuo del que gozan Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, toda vez que los dos apuestan por construir una alternativa política que además vaya más allá de Podemos e IU, de modo que también incorpore a otras fuerzas políticas, a agentes sociales o sindicales de toda la comunidad.

UN PROCESO VOLUNTARIO, NO IMPUESTO

Sobre este asunto, en una entrevista con Europa Press, Teresa Rodríguez defendió hace un par de meses que no tienen prisa ni quieren precipitarse en la confluencia con IU y que lo más importante es hablar sobre medidas, estrategias y, en último lugar, qué personas son las más idóneas para liderar el proyecto, posición a la que ella está dispuesta a aspirar si en Podemos entienden que es la mejor opción para ganar a Susana Díaz.

En este marco, auguró que el proceso de la confluencia va a ser "desigual y combinado", de manera que "va a haber procesos paralelos de construcción a nivel local y autonómico que no tienen por qué reproducirse de la misma manera en todos los municipios, sino que dependerá de la voluntad de las bases de ambas organizaciones y de quienes se unan a la confluencia en cada municipio".

"El proceso de confluencia con IU no se va a producir por imposición, sino de forma voluntaria" por parte de quienes entiendan que esa unión es buena para sus territorios. No obstante, también advirtió que no será traumático que haya lugares en los que la confluencia no termine de cuajar.