Podemos pide reformar la normativa que regula los servicios complementarios del aula matinal, comedor y extraescolares

Publicado 02/04/2017 10:37:33CET

SEVILLA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de Podemos Andalucía defiende este miércoles en la comisión de Educación una proposición no de ley por la reclamación de una reforma de la normativa que regula los servicios complementarios de la enseñanza del aula matinal, comedor escolar y actividades extraescolares de los centros docentes públicos para promover la conciliación y para que se garantice el acceso a estos recursos de todos los alumnos solicitantes.

Según consta en la iniciativa, recogida por Europa Press, Podemos reclama que la Junta revise, modifique y actualice la normativa que regula estos servicios complementario, así como la ampliación de horario, introduciendo cambios en la nueva Orden que desarrollará el decreto que los regula, además del uso de las instalaciones de los centros fuera del horario escolar.

Entre los cambios, la formación morada pide que se vele por el máximo aprovechamiento de las plazas de comedor escolar y de aula matinal, "con el fin de que sean ocupadas durante todo el curso".

En el caso de que no hubiera plazas suficientes, el Consejo Escolar resolverá sobre la admisión provisional del alumnado. Así, la resolución provisional y definitiva debería reflejar la puntuación obtenida por cada solicitante y ser dictada por el Consejo Escolar, mientras que en caso de igual puntuación, se realizaría un sorteo público sin perjuicio de que los interesados puedan interponer recurso de alzada ante el titular de la delegación provincial de Educación. El proceso de admisión debe ser revisados por una comisión de transparencia.

De otro lado, Podemos defiende que las solicitudes de admisión vayan acompañadas de la documentación correspondiente que acredite la situación laboral y familiar de cada solicitante, y que el orden de preferencia en la adjudicación de plazas responda a una serie de criterios.

Respecto al comedor escolar, Podemos sitúa en primer lugar a los niños que estén obligados a desplazarse fuera de su localidad de residencia por no existir en la misma la oferta de su etapa educativa y que tenga jornada de mañana y tarde; así como aquellos alumnos que, por motivos familiares, se encuentren en situación de dificultad social extrema o riesgo de exclusión, incluyendo a los hijos de las mujeres víctimas de violencia de género.

Entre otros criterios, compartidos para adjudicar las plazas tanto del comedor escolar como del aula matinal, Podemos prioriza al alumnado procedente de familia monoparental que no pueda atenderlo en ese horario por motivos laborales; además de aquellos niños que procedan de otros modelos familiares en los que, debido a separación, divorcio u otra circunstancia, atraviese esa misma situación. En este caso, debe acreditarse que el otro representante legal no puede o no quiere asumir sus responsabilidades en cuanto al niño mediante sentencia judicial o certificado de empadronamiento.

Se tendrá en cuenta también la custodia compartida cuando afecte a esta situación, o al alumnado en cuya familia uno de los dos representantes legales acredite situación de gran invalidez o discapacidad que impida el desempleo de una actividad remunerada.

ACREDITAR LA SITUACIÓN

Con todo, y para acreditar la situación familiar del alumnado, la formación morada reclama que se tenga que aportar el informe social en el caso del alumnado en riesgo de exclusión social incluidos en el plan SIGA; la sentencia judicial o certificación de la entidad titular del centro de acogida para los hijos de víctimas de violencia machista; y fotocopia del libro de familia en el caso de familias monoparentales.

En el caso de separación matrimonial o divorcio deberán presentar la sentencia de divorcio o una resolución similar que acredite quién asume la custodia del menor. Cuando se trate de una custodia compartida, la situación familiar se asimilará a la del alumnado cuyos padres o madres estén unidos por una relación matrimonial o pareja de hecho, que deberán acreditar su situación mediante el libro de familia o registro de parejas de hecho.

Además, también deberán acreditar tanto la situación laboral de los representantes legales de los niños como la situación de gran invalidez, discapacidad o dependencia de darse el caso.

Igualmente, Podemos Andalucía reclama que se pueda atender a las familias que inicialmente queden excluidas de estos servicios porque otras solicitudes obtengan mejores puntuaciones, ofreciéndoles una solución alternativa, "facilitando su atención en otros centros escolares que tengan plazas vacantes o bien mediante un cambio de matrícula".

La formación morada defiende que las aulas matinales y los comedores escolares deben tener como finalidad primordial promover la conciliación, algo que, a su entender, está recogido de una forma "ambigua" en la normativa que regula estos servicios complementarios, que no tienen "la inversión necesaria para hacer frente a la demanda que se ha incrementado".

Defiende que es importante que el número de plazas ofertadas en estos servicios se encuentre en consonancia con el número de alumnos para que "se garantice el acceso a estos recursos de todos los alumnos solicitantes, eliminando así las listas de espera, al existir plazas suficientes para todos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies