Podemos plantea en el Parlamento un plan de recuperación del lobo ibérico

Lobo ibérico
WIKIMEDIA COMMONS/ARTURO DE FRÍAS - Archivo
Actualizado 18/03/2018 22:36:11 CET

SEVILLA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Podemos en el Parlamento de Andalucía ha presentado ante la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Cámara una proposición no de ley relativa al lobo ibérico en la que solicita, entre otras cosas, un plan de recuperación de esta especie en territorio andaluz.

En la exposición de motivos, consultada por Europa Press, la diputada Esperanza Gómez ha recordado que, históricamente, se trata de una de las especies más representativas de las sierras de Andalucía, representando un "importante" papel ecológico en los ecosistemas como una especie clave de los mismos y por formar parte del "patrimonio y acervo cultural de todos los pueblos de España, al ser un animal mítico que impregna el imaginario, la iconografía y la cultura popular de nuestra sociedad".

Mientras que a principios del siglo XX estaba presente en la mayor parte de la Península Ibérica, actualmente habita en el cuadrante noroccidental mayoritariamente. No obstante, recuerda Podemos que al lobo se le ha mantenido al margen de ninguna protección debido fundamentalmente a la percepción negativa sobre los daños que en determinados momentos puede generar al ganado doméstico.

"Es necesario remarcar que los lobos no amenazan en ningún caso la viabilidad del sector ganadero o cinegético, dado que los daños son siempre limitados y puntuales, y son compensados económicamente", apunta Gómez, destacando que el lobo es "una especie de interés comunitario y prioritaria para la Unión Europea".

Desde el punto de vista científico, según la formación morada, los últimos estudios realizados tanto en España como en otros países están ya demostrando el papel del lobo como especie clave de los ecosistemas, "siendo capaces de regular hacia abajo la estructura y funcionamiento de los mismos, a través de las interacciones complejas que forman parte de las llamadas cascadas tróficas".

Así, pueden regular las poblaciones de ungulados como el corzo y el jabalí, cuyo exceso actual también genera daños importantes tanto en los ecosistemas como en las explotaciones agrarias, con efectos sobre el conjunto de la vegetación, sobre otras especies animales y el paisaje en su conjunto.

En las últimas décadas en Andalucía su población ha sufrido un "alarmante" retroceso hasta prácticamente extinguirse en algunas distribuciones históricas de la especie. De los últimos informes desarrollados por la Consejería y por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, "cuando menos se desprende la precaria situación de la especie en Andalucía y la necesidad de adoptar medidas contundentes y urgentes ante las amenazas que la acechan".

"ES DIFÍCIL SABER SI TENEMOS LOBOS EN TERRITORIO ANDALUZ"

El mayor problema en cuanto al seguimiento es que son datos y estimaciones basados en técnicas de muestreo y estudios de indicios construidos sobre metodología y unos criterios que han sido cuestionados por la comunidad científica. Por ello, incide la parlamentaria, a la vista de los diferentes informes "es difícil saber con certeza el número de ejemplares de lobo ibérico presentes en Sierra Morena occidental y oriental o si realmente tenemos lobos en el territorio andaluz".

"Somos plenamente conscientes de que la presencia del lobo ibérico es un asunto que preocupa a un amplio espectro de actores, desde las administraciones, organizaciones conservacionistas, cazadoras, ganaderas o cinegéticas hasta la propia ciudadanía que reside en las zonas de distribución de la especie", se afirma.

Los conflictos de intereses entre los diferentes actores "no pueden interferir en la obligación legal de las administraciones de conservar y recuperar a una especie protegida".

Para Podemos, es posible la convivencia "sostenible" en equilibrio entre el lobo ibérico y la población del medio rural siempre que se adopten las medidas "preventivas y correctivas" necesarias, como las indemnizaciones o compensaciones por depredación a ganaderos, infraestructuras para evitar los daños, el fomento del conocimiento de la especie y de su vital importancia en los ecosistemas mediterráneos, la conservación de su hábitat o la existencia de alimento suficiente, entre otras muchas acciones.

Por todo ello, la formación propone, aparte del mencionado plan, catalogar al lobo ibérico en la categoría de 'en peligro de extinción' en base a los fundamentos e información técnica o científica; y crear un comité asesor formado por expertos independientes que, junto con la administración, desarrollen el plan de recuperación y evalúen el tamaño, la estructura, el estado de conservación y de sus tendencias poblacionales, factores de amenaza, estado de sus hábitats, su distribución y la situación genética de las poblaciones en territorio andaluz para adoptar las medidas oportunas.