Podemos: Susana Díaz "diría sí" a los PGE porque "no hay diferencia" entre sus "recortes" y la "austeridad" de Rajoy

Jesús Romero, presidente del grupo parlamentario de Podemos, en rueda de prensa
Archivo/Podemos
Actualizado 27/03/2018 12:53:16 CET

SEVILLA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Grupo de Podemos en el Parlamento andaluz, Jesús Romero, se ha referido al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el ejercicio 2018 y ha asegurado que si la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, estuviera en el Congreso "diría sí" a las cuentas porque "no existe diferencia entre la políticas de recortes que está haciendo en Andalucía y la política de austeridad del Gobierno central".

Así, para Romero, que ha comparecido en rueda de prensa en el Parlamento andaluz, "no se puede olvidar" que los PGE "son avalados por el que ahora parece el portavoz del Gobierno, Albert Rivera", que es el líder de "la fuerza con la cual el PSOE se apoya para gobernar Andalucía".

"Ciudadanos es la fuerza de derechas que está llevando de la mano las políticas en Andalucía", ha aseverado, al tiempo que ha añadido que si el Gobierno "perpetra el daño" a Andalucía en los PGE es porque la presidenta de la Junta, Susana Díaz, pertenece al PSOE que "se abstuvo en su elección" de presidente del Gobierno.

En esta línea, ha remachado que el PSOE de Susana Díaz y Ciudadanos "van de la mano" de Rajoy "a la hora de tener en cuenta a Andalucía". "El cariño que le tiene Susana Díaz a Rajoy es mayor que el cariño que le tiene a Andalucía", ha apostillado.

Romero ha detallado que los PGE recién aprobados por el Ejecutivo "seguirán siendo injustos con Andalucía" porque son unas cuentas "continuistas" que "no están aprovechando la mejora de los datos económicos" para llegar a una salida de la crisis "que sea vista y que llegue a toda la ciudadanía española".

"Son unos presupuestos falsos, se basan en techo de gasto y en estabilidad presupuestaria, en lugar de hacerlo a través de un suelo de ingresos", ha destacado.

OPORTUNIDAD "PERDIDA"

En esta línea, ha augurado que los PGE para este 2018 "van a continuar recortando en sanidad, educación y políticas sociales" al tiempo que "aumentarán otros gastos como los de defensa".

Además, ha resaltado que "nuevamente las inversiones para Andalucía van a seguir siendo tan bajas como las del año pasado o incluso van a ser recortadas". Por eso, ha lamentado que estas cuentas "sean otra oportunidad perdida para España" para "revertir el austericidio" y "las políticas de recortes" que, según ha dicho, viene practicando el Gobierno del PP.

Preguntado por la viabilidad de que el proyecto de presupuestos del Gobierno se apruebe en las Cortes sin tener todavía concretado un acuerdo con el PNV, Romero ha manifestado que las cuentas ahora "tienen un largo recorrido" y de aquí a dos meses "la situación va a cambiar".

"No estoy completamente seguro de que el PNV no vaya a cambiar de posición", ha dicho, al tiempo que ha recordado que para que las cuentas salgan adelante el Gobierno "va a necesitar el apoyo del nacionalismo vasco y canario".

Por último, ha apuntado que Podemos Andalucía ya está preparando las enmiendas a dichos PGE "para que se reviertan el grave daño que pueden suponer".

Por eso, ha insistido en que "hay otra forma de gestión y alternativas suficientes para dar salida a la crisis atendiendo las necesidades de todo el espectro social". "Apostamos por un modelo de crecimiento para resolver los aspectos que afectan a la economía, para ser capaces de afrontarlos verdaderamente", ha añadido.

Aunque Romero ha matizado que hay que esperar a "conocer exactamente" el articulado del proyecto de presupuestos que ha aprobado el Gobierno, ha avanzado que las enmiendas de Podemos Andalucía irán encaminadas a "favorecer las inversiones" para la comunidad y para las provincias "que están a la cola de las inversiones"; en hacer "una apuesta grande" para que se terminen las infraestructuras pendientes en la región; y en destacar el empleo "sostenible" con una propuesta que proporcione estabilidad social a largo plazo.