La Policía Nacional salva la vida a una joven tras sufrir una parada cardiorrespiratoria en un bar

Actualizado 28/01/2015 18:34:15 CET

CÓRDOBA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Tres agentes de la Policía Nacional han salvado la vida a una mujer de 27 años de edad en Córdoba, que se encontraba en parada cardiorrespiratoria provocada, al parecer, por un episodio de epilepsia. Los policías observaron como dicha mujer sufría un desvanecimiento cuando estaba sentada en un bar realizándole de inmediato una maniobra de RCP, salvándole así la vida.

Según informa el Cuerpo Nacional de Policía, los hechos ocurrieron a media mañana del día 21 de enero, cuando los agentes vieron a la mujer que se encontraba en la terraza de un establecimiento en la calle Escritor Sebastián Cuevas de la capital y súbitamente perdió la consciencia.

Ante ello, se aproximaron de inmediato a la misma para interesarse de lo que le estaba ocurriendo, al tiempo que uno de los acompañantes de la joven les manifestó que la misma padecía de episodios de epilepsia, si bien hacía meses que no sufría ninguno.

Así, como la mujer no se recuperaba y su piel se tornaba pálida, los agentes la colocaron en posición de seguridad, manteniéndola en posición lateral en el suelo y tratando de evitar que se tragara la lengua, a la vez que avisaron al 061.

Sin embargo, al comprobar que la misma no respondía a ningún estímulo exterior, ni presentaba pulso, los agentes comenzaron a realizarle las maniobras RCP.

Gracias a dichas maniobras de reanimación los agentes lograron que la joven inhalara aire por la boca, inicialmente cada 20 segundos aproximadamente y posteriormente cada diez segundos, si bien se mantenía inconsciente, pálida, sin pulso y sin responder a estímulos externos.

Una vez personada en el lugar una ambulancia del 061, los sanitarios se hicieron cargo de la situación, volviendo a entrar la joven en una parada cardiorrespiratoria, por la que precisó que se le inyectara adrenalina y se hiciera uso del desfibrilador, siendo trasladada, una vez estabilizada al servicio de Urgencias de un centro hospitalario, donde aún permanece ingresada.

Al respecto, la Policía detalla que tanto los sanitarios que en un primer momento acudieron a la llamada, como los del servicio de Urgencias del hospital, elogiaron la actuación de los funcionarios policiales, ya que la misma fue "crucial" para salvar la vida a esta mujer.

OTRO AUXILIO A UNA MUJER DE 82 AÑOS

Por otro lado, y en otra actuación policial llevada a cabo durante la madrugada de este martes, los agentes de la Policía Nacional auxiliaron a una mujer de avanzada edad, 82 años, que se había caído en su domicilio, tras recibir una llamada en la Sala del 091 en la que una persona manifestaba que había escuchado un fuerte golpe de un inmueble próximo y que posteriormente una persona gritaba pidiendo auxilio.

Ante ello, los agentes se desplazaron a la zona y solicitaron la presencia de personal sanitario en el lugar, a la vez que realizaban gestiones para tratar de localizar a algún familiar o persona allegada que dispusiera de las llaves del inmueble, al que accedieron junto con un técnico de la ambulancia.

Una vez dentro, se encontraron a la mujer de avanzada edad en el suelo y le ayudaron a incorporarse. Después, fue trasladada al servicio de Urgencias de un centro hospitalario para atenderle de las lesiones producidas en la caída.