PP acusa a Diputación de Granada de "chantajear" a los que no firmaron un convenio

Actualizado 08/08/2016 14:27:29 CET

GRANADA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El grupo 'popular' en la Diputación de Granada ha acusado al presidente de la institución provincial, el socialista José Entrena, de "chantajear" a los alcaldes que no firmaron el convenio de tratamiento de residuos sólidos con dejarlos fuera de los planes de obras y servicios si no buscan una vía "alternativa" de pagar el servicio de basuras.

"O firmas el convenio, o te quedas sin obras para tu pueblo", así lo ha resumido la portavoz adjunta del grupo 'popular', Inmaculada Hernández, quien ha especificado que de los once pueblos en total que se ven afectados por esta situación, nueve están gobernados por el PP y ninguno por el PSOE.

Los nueve pueblos del PP se "quedan fuera" de los planes de obras y servicios porque, en su día, no firmaron el convenio de tratamiento de residuos sólidos urbanos, siguiendo los consejos de los interventores y secretarios municipales, que dictaminan en sus informes que puede haber conflictos en cuanto a la competencia sobre quién tiene que prestar ese servicio, ha considerado Hernández.

Es más, según ha informado la portavoz adjunta, algunos de estos "conflictos" están siendo estudiados en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo.

En concreto, los municipios que quedarían fuera son Busquístar, Cacín, Cogollos Vega, Dehesas de Guadix, Dílar, Guejar, Lanjarón, Molvízar, Molerábor, Purullena y Víznar, nueve de ellos gobernados por el Partido Popular.

"Presionado por el grupo 'popular' después de que consumara esta exclusión en el último pleno provincial, José Entrena ha enviado una carta a los alcaldes para ofrecerles otra forma de pago del tratamiento. No te dejo fuera, pero te quito el dinero de otro sitio, como la ayuda a la dependencia o los impuestos que se recaudan a través del Servicio Tributario, y de ahí nos cobramos la deuda", ha indicado Inmaculada Hernández.

Sin embargo, la 'popular' ha recriminado al presidente de la Diputación que no haya tomado ningún tipo de medida cautelar contra aquellos municipios gobernados por el PSOE, que sí han firmado el convenio de tratamiento de basuras, pero no pagan el servicio.

"Estos alcaldes socialistas siguen teniendo esa doble prestación, siguen teniendo sus Planes de Obras y Servicios, y la Diputación les paga el tratamiento y recogida de la basura".

La portavoz adjunta ha considerado que, mientras se "castiga" a los pueblos del Partido Popular, no se está "corrigiendo" la deuda que empiezan a acumular los municipios socialistas al no pagar el tratamiento de basuras "y que nos puede llevar a situaciones pasadas, con una deuda acumulada de 25 millones de euros".

A juicio de Hernández, en lugar de "castigar" a los pueblos donde no gobierna el PSOE, Entrena debe adoptar "medidas para todos los pueblos, de forma rigurosa, en condiciones de igualdad y salvaguardando la capacidad económica del municipio, no mirando qué partido gobierna en cada pueblo".

"Esta actitud con los alcaldes del PP es completamente reprobable y no se entiende, porque lo que están consiguiendo es desdibujar el papel de la Diputación, que tiene su razón de ser en prestar asistencia técnica, económica y jurídica a los municipios de Granada", ha añadido.

Según la dirigente 'popular', José Entrena se "llena la boca" alardeando de que está al lado de los municipios más pequeños, pero luego en sus decisiones y actuaciones "hace justamente lo contrario".

"Está atendiendo las peticiones de todos los alcaldes, excepto las de nueve alcaldes del Partido Popular, a los que ya ha decidido que va a dejar fuera de los Planes de Obras y Servicios".

Inmaculada Hernández ha valorado como "hecho histórico" que, por primera vez en su historia, la Diputación de Granada deje sin Planes de Obras y Servicios a municipios de la provincia, "deje sin lo que se considera la joya de la corona de la Institución Provincial para nuestros pueblos y que se traduce en pequeñas y fundamentales obras para ellos".

Según ha explicado Hernández, en el momento en el que firman los convenios de Concertación con la Diputación, los alcaldes señalan cuáles son las obras que necesitan su municipio para continuar con su desarrollo normal, como puede ser el arreglo de calles o la depuración de aguas.

"Cada uno, respetando la autonomía municipal, decide qué obras quiere que se incluyan en sus Planes de Obras y Servicios, y estas decisiones son vitales para nuestros pueblos, especialmente para los más pequeños", ha incidido.