PP-A pide a la Junta unidades de referencia completas especializadas en endometriosis en las ocho provincias

 

PP-A pide a la Junta unidades de referencia completas especializadas en endometriosis en las ocho provincias

Endometriosis
CLÍNICAS EVA/ACHIVO
Actualizado 01/07/2017 14:09:06 CET

SEVILLA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario del PP-A ha registrado una proposición no de ley en la que pide que la Junta cree unidades de referencia completas especializadas en endometriosis que cubran las necesidades de las ocho provincias andaluzas.

En la iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, los 'populares' también reclaman al Gobierno andaluz que fomente la investigación médica sobre las causas, posibles tratamientos y cura de la endometriosis.

Junto a ello, demanda campañas informativas para dar a conocer esta enfermedad y sus efectos, incidiendo en proporcionar información a mujeres con riesgo potencial de sufrirla; y agilizar las listas de espera de reproducción asistida en Andalucía.

En la exposición de motivos, el PP-A explica que la endometriosis es una enfermedad crónica que afecta a mujeres en edad reproductiva y que comienza con la implantación del tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, produciendo una reacción inflamatoria que provoca una proliferación de sustancias nerviosas capaces de crear nuevos nervios.

Esta particularidad genera impulsos constantes que alteran el funcionamiento normal del cerebro y producen una gran sensación de dolor, lo que se conoce como alodinia. El diagnóstico de la enfermedad es enormemente complejo y requiere la colaboración de varios especialistas, señalan los 'populares'.

Según precisan, la enfermedad afecta entre un diez y un 15 por ciento de la población femenina; y entre un 30 y un 50 por ciento de mujeres que presentan esterilidad padecen endometriosis, estimándose en 400.000 las mujeres afectadas por esta enfermedad en Andalucía

El PP-A denuncia un "importante retraso" en el diagnóstico de la endometriosis, con una media de 9,3 años desde el inicio de los síntomas (cuatro años desde que la paciente comienza a tener síntomas y acude al médico, y otros 5,3 años en dar un diagnóstico).

El retraso del diagnóstico de la enfermedad empeora sus efectos negativos, como la capacidad de proliferar y crecer fuera de su campo de acción. En muchas mujeres, esta enfermedad produce un gran impacto en su bienestar físico, mental, laboral y social, lo que conlleva también una gran repercusión económica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies