PP-A replica a Susana Díaz que es ella la que debe pedir perdón "por haber jugado con los funcionarios" con las 35 horas

Loles López, este lunes
PP-A/Archivo
Publicado 09/03/2018 14:35:37CET

SEVILLA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PP-A ha replicado a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que es ella y no el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, la que debe pedir disculpas por "haber jugado con los funcionarios andaluces" y "por ponerlos en una situación de inseguridad jurídica, sin importarle nada más que no fuese ella y su ego".

Así se ha pronunciado la secretaria general del PP-A, Loles López, en declaraciones a Europa Press, después de que Díaz haya reclamado a Montoro disculparse por "negociar" ahora a nivel estatal la recuperación de la jornada de 35 horas semanales para los empleados públicos después de que "llevó al Tribunal Constitucional" el decreto ley por el que el Gobierno andaluz acordó esa medida para dicho colectivo de trabajadores de la Administración autonómica.

En este sentido, la representante de los populares andaluces ha recordado el "papelón" que hizo Susana Díaz "saltándose la ley con un decreto que echó para atrás hasta el Tribunal Constitucional".

Por contra, ha destacado que ahora el Gobierno central culmina una negociación con las principales centrales sindicales "para mejorar las condiciones laborales de los funcionarios de todo el país y las previsiones son muy positivas, podría cerrarse pronto y supondría una subida salarial del ocho por ciento en tres años".

Así las cosas, López ha resaltado que la actitud del Gobierno de Mariano Rajoy contrasta mucho con la actitud que Susana Díaz mantuvo con los funcionarios, "a los que utilizó como ariete político simplemente para poder mantenerse en la bronca, que es únicamente donde se sabe mover, y no le importó ni lo más mínimo esos funcionarios que trabajan cada día para levantar Andalucía".

De este modo, la dirigente popular ha explicado que el Gobierno central negocia las 35 horas "con quien corresponde negociarlo" y que lo está haciendo "con lealtad a los trabajadores, cosa que la presidenta no tuvo", y también "sin ponerlos en el disparadero político, porque Susana Díaz sólo quería utilizarlos para la bronca".