El presidente de la Audiencia dice que los huesos del caso Bretón aún "no se sabe de quién son"

El presidente de la Audiencia de Córdoba, Eduardo Baena
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 16:22:58 CET

Critica que la falta de regulación del derecho a la información haya permitido "filtraciones escandalosas" durante la instrucción

CÓRDOBA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Audiencia Provincial de Córdoba, Eduardo Baena, ha señalado este lunes que los huesos del caso de José Bretón, que supuestamente son los de los hijos menores del acusado, a los que éste, según el veredicto del jurado, habría dado muerte, "no se les pueden dar a nadie", ya que, mientras no haya una sentencia firme que así lo determine, "no se sabe de quién son".

En rueda de prensa, Baena, quien ha hecho balance sobre lo que ha supuesto la organización del citado juicio en la Audiencia, pero sin entrar a valorar el proceso en sí ni el veredicto del jurado, sí que ha señalado que, "desde el respeto al dolor de la madre" de los menores, que reclama sus restos, la cuestión es que "la justicia está sometida al imperio de la ley" y "esos huesos, mientras la sentencia no sea firme, no se sabe de quién son" y, por eso, por ahora, "no se les pueden dar a nadie", habiendo dado sobre ello el magistrado Pedro Vela, que ha presidido el juicio a Bretón, "una respuesta fundada en Derecho, no un capricho".

Respecto a cuándo podrá ser firme la sentencia, Baena ha recordado que el magistrado Pedro Vela, en base al veredicto del jurado y teniendo en cuenta las peticiones de las partes, dictará sentencia en breve y podría "notificarse la semana que viene", pero es que dicha resolución, según ha indicado Baena, puede ser recurrida por cualquiera de las partes ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), de tal modo que, si luego también fuese recurrido el fallo del TSJA ante el Tribunal Supremo, "en el primer trimestre de 2014 podría haber una sentencia firme", según los cálculos del presidente de la Audiencia.

En cuanto a la labor del jurado, Baena entiende que sus miembros han sido "conscientes" de la importancia del juicio y "han querido ser muy meticulosos" y por eso "han tardado tantos días" en alcanzar un veredicto, en este caso de culpabilidad del procesado, siendo preciso felicitarles, en opinión del presidente de la Audiencia, por "haber motivado concienzudamente" su veredicto, añadiendo, en cuanto a la posible influencia que hayan podido tener sobre ellos los juicios paralelos habidos sobre este caso en los medios de comunicación desde el inicio de la instrucción, que la contaminación que hayan podido sufrir es la misma a la que está sometido "el juez profesional, que tampoco está en una urna de cristal".

REGULAR EL DERECHO A LA INFORMACIÓN

Baena, quien ha dicho que la Administración de Justicia cordobesa se siente satisfecha, "por lo que de puertas para adentro se refiere, del desarrollo del juicio, como requiere el normal funcionamiento del Estado de Derecho", ha subrayado que, "de una vez por todas, hay que regular el secreto del sumario en fase de instrucción, para que sea conciliable con el derecho a la información", porque éste último "no es absoluto, sino que tiene límites y se tiene que regular".

Ejemplo de esa necesaria regulación es que "en este caso ha habido en fase de instrucción filtraciones escandalosas, y eso se debe de regular", de modo que "habrá que establecer un sistema en el que no se permita la difusión, salvo en aquellas cuestiones que se regule" que así puede hacerse "o que se pacten entre medios de comunicación y el tribunal correspondiente".

En cuanto a la vista oral del caso y sobre el tratamiento dado en algunos medios de comunicación, Baena ha resaltado que "no es de recibo que un señor que va ir de testigo a un juicio dé su testimonio en un plató de televisión", ya que dicho testimonio "es totalmente nulo, porque publicidad tiene una barbaridad, pero inmediación no la tiene y contradicción tampoco".

Ello se debe, según ha aclarado, a que, para empezar, en la televisión "no hay quien repregunte" al testigo en nombre de las distintas partes que sí están presentes en el juicio y que, al margen de poder hacer valer así el principio de contradicción, también pueden contar con el principio de la inmediación, dado que, no solo escuchan lo que diga ese testigo en particular, sino que, además, pueden encajar esa declaración en el contexto completo del juicio.

En consecuencia, en opinión del presidente de la Audiencia, todas estas cuestiones deberían "regularse legislativamente", para que así haya "seguridad jurídica", en beneficio, tanto "de las personas físicas, como de los medios de comunicación, que así sabrán perfectamente lo que pueden y lo que no pueden hacer".

"ASUNTO CON MUCHO IMPACTO MEDIÁTICO"

Baena, quien ha destacado durante el juicio "se han evitado situaciones de acoso" a los familiares de Bretón, al entrar y salir de la Audiencia en coche con la Policía, ha dicho que el magistrado presidente del juicio, Pedro Vela, "tiene ante sí un asunto con mucho impacto mediático".

En cualquier caso, el presidente de la Audiencia considera que Vela "tiene un prestigio acreditado como jurista, es un hombre de experiencia", que tiene "templanza, sentido común, serenidad y que ha llevado el juicio con 'autoritas', que no con autoritarismo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies