El presidente de la comisión de formación admite que no cita a una fuente en su dictamen por un "error de transcripción"

 

El presidente de la comisión de formación admite que no cita a una fuente en su dictamen por un "error de transcripción"

El presidente de la comisión de investigación sobre la formación, Julio Díaz
EUROPA PRESS/EDUARDO BRIONES
Actualizado 01/03/2017 19:56:29 CET

SEVILLA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la comisión parlamentaria de investigación sobre las ayudas a la formación en Andalucía, Julio Díaz (Cs), ha admitido este miércoles que en su propuesta de dictamen no se cita a una de las fuentes bibliográficas que ha consultado para su elaboración debido a un "error de transcripción".

Así lo ha indicado en una rueda de prensa convocada en el Parlamento andaluz después de que, por la mañana, el diputado de IULV-CA y miembro de la citada comisión, José Antonio Castro, acusase a Julio Díaz de "plagiar" de manera íntegra en su propuesta de dictamen final un documento de la fundación Fedea, vinculada al economista Luis Garicano, responsable del área de Economía y Empleo de Cs, motivo por el que ha pedido su dimisión.

Julio Díaz ha argumentado que "después de beber de más de 100 fuentes bibliográficas" para su propuesta de dictamen a las que cita "con profusión", se ha dado "un error de transcripción", y ha señalado que al respecto asume su "responsabilidad como presidente" de la comisión.

En todo caso, ha querido remarcar que ese error "no afecta en nada al contenido esencial, al núcleo duro del dictamen". "Después de 136 páginas y 615 puntos de dictamen, que haya existido un error de transcripción que asumo no es lo más importante", ha argumentado Díaz.

A preguntas de los periodistas, ha insistido en que "se trata de un error de transcripción que no he cometido en el resto de referentes que he utilizado en mi trabajo", y en concreto ha explicado que para el punto 4 de su propuesta de dictamen ha utilizado tres fuentes, entre ellas la de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), pero "al igual que sí aparecen" citadas las otras dos fuentes, esa última "no aparece".

"Simplemente, al transcribir el documento, al pasarlo al documento final, no pasó" la referencia, ha indicado. "Soy humano, esas cosas pasan", se ha defendido Díaz, que en todo caso ha tildado de "esperpéntica" la rueda de prensa de IU pidiendo su dimisión por una cuestión "tan nimia".

En esa línea, ha insistido en que "no hay más" que ese error de transcripción, por el que en todo caso asume su "responsabilidad" y pide "disculpas", si bien ha subrayado que se reafirma "desde la primera coma hasta el último punto" en su propuesta de dictamen.

Así, Díaz ha querido dejar claro que, como presidente de la comisión de investigación, tiene "la potestad de realizar el dictamen ponencia síntesis", y por tanto su "impronta" está "impresa" en dicha propuesta "desde el primer punto hasta la última coma".

En ese sentido, ha argumentado que consideraba que en su dictamen debían figurar unas "reflexiones introductorias bastante profusas sobre la responsabilidad política y las políticas activas de empleo", y que era "esencial" que constaran en dicho documento los "desarrollos teóricos y doctrinales de profesionales expertos en la materia" para "envolver el núcleo duro del dictamen".

Tras resaltar que desde el inicio de su propuesta de dictamen "constan perfectamente todos y cada uno de los referentes teóricos" consultados, ha defendido que las reflexiones teóricas que ha introducido son "propuestas dinámicas, actuales y comparadas con otros países pujantes" del ámbito europeo.

En el caso concreto del cuarto punto ha precisado que para su elaboración se apoya en tres fuentes, entre las que figura Fedea, que "no es una fundación de Ciudadanos", según ha remarcado.

En esa línea, ha señalado que para elaborar su propuesta de dictamen no ha contado "con ningún equipo de Ciudadanos", sino sólo "con el letrado de la comisión, que ha hecho buenas aportaciones", y ha explicado que "el núcleo duro del dictamen es una reflexión de las cinco posiciones de los diferentes grupos parlamentarios", algo que reúne "mucha complejidad".

EL DICTAMEN PRETENDE "SABER QUÉ PASÓ"

No obstante, y tras observar otras comisiones de investigación anteriores, entendía que era "importante" reflexionar en su propuesta de dictamen "sobre las políticas activas de empleo y las responsabilidades políticas", y que al respecto "había que actualizar conocimientos", y ello con la idea de que el dictamen pretende "saber qué pasó" y que sus conclusiones sean "útiles" para "mejorar las políticas públicas y que quede muy claro quién no hizo las cosas bien".

Ha apuntado que él ha "tratado de no hacer ninguna reflexión ideológica" en su propuesta de dictamen, y sólo ha creído "oportuno introducir un estudio comparado a la vista de las reflexiones que se han dado en el seno de la comisión que entendía que podía servir de sustento para las reflexiones finales del dictamen", y ha insistido en que "cada presidente" de comisiones de investigación anteriores le ha impreso a su dictamen "lo que creía que debía imprimirle", según ha podido leer de otros dictámenes.

RESPALDO DE CIUDADANOS

A preguntas de los periodistas sobre si cuenta con el respaldo de la dirección de Ciudadanos, Díaz ha respondido que "absolutamente", porque no cree "que un error de transcripción haya que elevarlo a su enésima potencia después de más de un año de trabajo" ni es "para formar el esperpento que se ha formado" por parte de IU. En esa línea, ha agradecido el "comportamiento" del PSOE-A, PP-A y Cs, que "han sabido esperar en este caso concreto a que diera las explicaciones pertinentes".

También ha señalado que no sabe "si de aquí a que termine la comisión alguien más pedirá mi dimisión", algo que en todo caso interpretaría "como algo positivo, igual que desde mi grupo se interpreta que no haber puesto de acuerdo a nadie" con su propuesta de dictamen "puede ser algo importante".

Así las cosas, el presidente de la comisión ha apuntado que ahora hay que centrarse "en el trabajo que queda por delante", y ha destacado que "ahora son los grupos los que deben demostrar si quieren ser útiles a lo que hacemos aquí".

Díaz ha confesado sentirse "muy orgulloso de haber podido presentar un dictamen que creo que tiene posibilidades de salir adelante en el Parlamento", si bien aún no ha tenido "tiempo físico" de ocuparse de las "alrededor de 500 enmiendas" que se han presentado a su propuesta de dictamen, y que estudiará en los próximos días.

 

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies