PSOE-A superaría al PP-A por 1,5 puntos en la provincia de celebrarse elecciones autonómicas, según el Egopa

Actualizado 27/02/2013 12:16:33 CET

Casi la mitad de los granadinos tiene dificultades para llegar a fin de mes y un quinto de la población tiene que pedir dinero para ello

GRANADA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PSOE-A ganaría en la provincia de Granada si hoy se celebrasen elecciones autonómicas, con el 21,4 por ciento de los apoyos, seguido por el PP-A, con el 19,9 por ciento en intención directa de voto, IU, con el 9,3 por ciento, y UPyD con el 4 por ciento de apoyo declarado, según se desprende del Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) de invierno 2013 para Granada, elaborado por el Centro de Análisis y Documentación Política de Andalucía (Cadpea) y consultado por Europa Press.

En el estudio, realizado entre el 21 y el 30 de enero mediante 400 entrevistas telefónicas, revela sin embargo que los socialistas obtendrían medio punto porcentual menos en referencia a la encuesta que se realizó en otoño de 2011, y los 'populares' presentarían también un descenso, pero mucho mayor, de 10,7 puntos porcentuales con respecto a la consulta de hace un año.

En el supuesto de tener lugar unas elecciones generales, los granadinos se movilizarían algo más que unas elecciones autonómicas (55,3 por ciento), declarando que irían a votar con toda seguridad casi cinco punto más, es decir un 60 por ciento.

No obstante, esta mayor movilización para unas elecciones generales no se traduce en una modificación en las pautas del comportamiento electoral de la población de la provincia de Granada. Un 21,4 por ciento optaría por el PSOE --exactamente igual que en las autonómicas-- y un 19,3 por ciento lo haría por el PP --seis décimas menos que las andaluzas--. Por su parte, la coalición IU-CA obtendría un 10,1 por ciento de los votos --8 décimas más que en las andaluzas-- y UPyD, alcanzaría hasta el 6,7 por ciento de los que decidirían ir a votar --2,7 puntos más que en las autonómicas--.

En la última edición del Egopa, el interés de los granadinos por la política ha descendido ligeramente. En la actualidad, sólo el 47,0 por ciento manifiesta mucho o bastante interés por la actividad política autonómica, y el 46,1 siente lo mismo por la española. Este aumento de la desafección política se ha visto acompañado por un aumento en veintidós puntos porcentuales de los sentimientos negativos que despierta la política. En invierno de 2013, la actividad política despierta sentimientos negativos al 75,5 por ciento de los granadinos, tales como desconfianza o irritación.

En lo que se refiere a la economía familiar, cerca de la mitad de los granadinos, el 47,8 por ciento, declara tener dificultades para llegar a fin de mes, y una quinta parte de la población en la provincia (16,8 por ciento) afirma haber tenido que pedir dinero prestado para poder hacerlo, lo que supone, en comparación con el total andaluz, 3,7 puntos porcentuales menos. El 47,8 por ciento de ellos lo ha solicitado a sus progenitores y el 25,4 por ciento a otros familiares. La mitad de los encuestados declara que la situación más frecuente que se produce en su hogar es la de reservar parte de los ingresos mensuales para gastos futuros o ahorro.

Por lo que respecta a la situación del mercado de trabajo, el 82,3 por ciento de los granadinos tiene a alguien de su entorno cercano que ha perdido su empleo, aunque el 69 por ciento de los que están actualmente trabajando no ven peligrar su puesto de trabajo en los próximos seis meses.

EL DESEMPLEO Y LA CORRUPCIÓN, LOS PRINCIPALES PROBLEMAS

En opinión de los granadinos, el "desempleo" (87,5 por ciento), "la corrupción" (34,3 por ciento) "la marcha de la economía" (32,5 por ciento) y "la política" (29,3 por ciento) son los principales problemas de la Comunidad.

En cuanto al grado de confianza depositado en las instituciones andaluzas, la mayoría de ellas suspenden, a excepción de las Universidades (con una valoración de 6,25 puntos) y del Defensor del Pueblo Andaluz, que obtiene 5,06 puntos. La valoración realizada de cada una de las instituciones propuestas es ligeramente inferior en la provincia de Granada que en el total de Andalucía, salvo en el caso de las Universidades andaluzas y la Fiscalía Superior de Andalucía.

En consonancia con este clima de desafección política, en los dos últimos años ha aumentado de forma continuada el grado de insatisfacción de los granadinos con el funcionamiento de la democracia: el 80 por ciento de los ciudadanos de la provincia está insatisfecho con el funcionamiento de la misma.

Las valoraciones negativas respecto a la gestión del gobierno de la Nación han descendido en 6,4 puntos porcentuales en los últimos doce meses, de modo que actualmente el 69 por ciento de los andaluces considera esta labor como mala o muy mala, mientras que el 15,3 por ciento la valora positivamente.

Los granadinos realizan una valoración menos crítica de la labor del Gobierno a nivel nacional que el total de los andaluces. El PSOE también suspende en su labor de oposición en el ámbito nacional para el 75,8 por ciento de los consultados, siendo esta cifra superior en más de diecisiete puntos con respecto a otoño de 2011. Del mismo modo, y en comparación con la valoración media andaluza, la población de Granada es más crítica a este respecto.

Las opiniones sobre la gestión realizada por el Gobierno de Andalucía son también negativas, siendo ésta calificada como mala o muy mala por el 57 por ciento de la población, frente al 17 por ciento, que la considera de forma positiva. En relación a la edición de otoño anterior, este nivel de crítica se ha incrementado en 11,5 puntos porcentuales. Los ciudadanos granadinos hacen una valoración más negativa de esta labor que la media andaluza (con una diferencia de 5,1 puntos porcentuales).

En todo caso, los granadinos tienen una mejor opinión de la labor realizada por el Gobierno andaluz que de la actuación del principal partido en el Parlamento andaluz. Así, el 66,8 por ciento de los ciudadanos califica como mala o muy mala la labor de oposición del PP en Andalucía, con un incremento de estos juicios negativos en cerca de veinte puntos a lo largo de los últimos doce meses.

En cuanto a la formación de un Gobierno de coalición entre PSOE e IU tras las elecciones autonómicas de marzo de 2012, el 52,3 por ciento la valora negativamente y el 31,8 por ciento tiene una opinión positiva. Entre los que la califican como mala o muy mala, el 65,6 habría preferido que gobernase el partido más votado. En conjunto, éstos representan al 34,3 por ciento de los granadinos.

En materia de política económica, el 76,3 por ciento de la ciudadanía posee escasa confianza en el Gobierno de Andalucía para mejorar la situación de la Comunidad. Este nivel de desconfianza es superior en cerca de doce puntos porcentuales al de hace un año, momento en el que el 64,5 por ciento mostraba poca o ninguna confianza.

Las propuestas económicas del PP andaluz tampoco son aceptadas por cerca de seis de cada diez granadinos, siendo esta desconfianza superior en casi veinticuatro puntos porcentuales con referencia a la edición de otoño anterior. Una cuarta parte de los consultados considera mejor capacitado al Partido Popular para gobernar Andalucía en materia económica, mientras que el 17,3 por ciento confía en el PSOE para realizar esta gestión. No obstante, el 39,8 por ciento de los granadinos considera que ninguno de los partidos está preparado para afrontar esta labor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies