Pulido dice que el Cabildo "llega tarde y mal" para evitar lo que decidió, la intervención y subasta de la caja

El presidente de la Diputación de Córdoba, Francisco Pulido
EP
Actualizado 22/10/2010 14:35:27 CET

FUENTE PALMERA (CÓRDOBA), 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Córdoba, Francisco Pulido (PSOE), ha afirmado que el Cabildo Catedral de Córdoba, entidad cofundadora de CajaSur junto con la propia Diputación, "llega ahora muy tarde y de mala manera, para intentar evitar lo que él mismo decidió", la intervención y subasta de la caja cordobesa, que se adjudicó a BBK.

En declaraciones a Europa Press, Pulido ha reaccionado así al hecho de que el Cabildo haya elevado al Banco de España una reclamación para que "se haga efectivo" su derecho "a ser oído en el procedimiento de tasación" de los activos de la caja, en el proceso de transmisión de los mismos a BBK, por lo que pide la anulación del procedimiento seguido para dicha transmisión por el administrador provisional de la entidad, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), y que se desconvoque también la asamblea general de la caja que habría de ratificar el próximo noviembre la entrega de los activos de CajaSur a la caja vasca.

Ante esto, ha asegurado que "el Cabildo no deja de sorprendernos, porque en su día decidió la intervención", en contra de la opinión de la Diputación cordobesa, que apostaba por la fusión de CajaSur con Unicaja, "es decir, que pudo obviar lo que en esta ocasión, precisamente, pretende evitar, de modo que el Cabildo llega ahora muy tarde y de mala manera".

Por ello, el presidente de la Diputación ha dicho lamentar que el Cabildo, "no sólo haya hecho una pésima gestión del patrimonio que muchos cordobeses pusieron a su disposición", refiriéndose así a los cerca de 600 millones de pérdidas con los que cerró CajaSur el ejercicio de 2009, "sino que sorprende que reaccione así ahora", lo que llevó a expresar su deseo de que el Cabildo "reaccione, pero mirando por Córdoba más que por sus intereses".

De hecho, según Pulido, "la preocupación de todos debe ser ahora el que se pueda preservar el máximo empleo en CajaSur y que, en la nueva situación, Córdoba salga beneficiada, en la medida de lo posible y en lo referido al empleo y al apoyo a sus empresas, a través de la relación comercial de un banco (BBK Bank) con sus clientes en esta provincia, pues esa será ya la única vinculación con Córdoba" que mantendrá la hasta ahora caja cordobesa.