Las pymes andaluzas podrían ahorrar una cuarta parte de la energía que utilizan, según Fundación Gas Natural Fenosa

Publicado 14/06/2017 17:47:09CET

SEVILLA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las pequeñas y medianas empresas andaluzas tienen potencial para ahorrar el 24,3 por ciento de la energía que consumen si implementan medidas de eficiencia, lo que equivaldría a un ahorro económico de más de 640 millones de euros, una cifra que permitiría crear casi 24.000 puestos de trabajo. Esta es una de las principales conclusiones de la novena edición del Índice de Eficiencia Energética en las Pymes, que ha presentado este miércoles la Fundación Gas Natural Fenosa.

"La energía que aún podrían ahorrar las pymes, según el estudio, asciende a más de 5.551 GWh, la energía necesaria para abastecer el 15 por ciento del consumo eléctrico de Andalucía durante un año, y comportaría que se dejaran de emitir 1,5 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, las mismas que realizan al año casi 422.000 turismos", ha detallado el director general de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà.

Andalucía, con una puntuación de 5,9; se mantiene en línea con la media española e incrementa su índice en 0,16 puntos respecto a la anterior edición de 2015.

El estudio, elaborado a través de entrevistas a 2.000 pymes en toda España, constata el esfuerzo que, durante los últimos años, han realizado las empresas en materia de eficiencia energética y apunta en qué dirección deben trabajar para reducir su gasto energético. Del citado potencial de ahorro del 24,3 por ciento en las pymes andaluzas --similar al nacional--, 8,7 puntos porcentuales corresponden a iluminación, mientras que el resto, 15,6 puntos porcentuales, está relacionado con otros consumos energéticos de las pymes.

El Índice de Eficiencia Energética (IEE) mide el desempeño global de las pymes en ahorro energético y alcanza en la presente edición en la región 5,9 puntos sobre diez, la misma puntuación obtenida a nivel nacional, frente a los 5,8 puntos registrados en la edición anterior, de 2015. "En la primera edición del estudio, en 2005, la puntuación era de 3,1, por lo que se constata una clara tendencia de mejora a lo largo de los últimos años", ha explicado Martí Solà.

POR SECTORES DE ACTIVIDAD Y TAMAÑO

La mayor eficiencia energética en esta edición del estudio se registra en la hostelería (restaurantes, cafeterías y hoteles), con un 6,4 sobre diez de puntuación. En el lado contrario, el sector con mayor potencial de ahorro es el comercio, que aún puede ahorrar el 26,9 por ciento de su factura energética con medidas de eficiencia. La industria, con una puntuación de 5,6 sobre diez, solo tiene actualmente un doce por ciento de potencial de ahorro energético.

El estudio destaca que el porcentaje de las pymes andaluzas que dice haber realizado alguna optimización de su tarifa o ajuste de la potencia en el última año (34%) es similar al de la media nacional, destacando el comercio sobre otros sectores de actividad. Además, la proporción de empresas que no realizan ningún tipo de control para identificar excesos de consumo es ligeramente inferior al de la medio nacional (66,3% frente al 65,4%), siendo la hostelería el sector de actividad donde mayor control se realizad del consumo, principalmente a través de las facturas.

La proporción de empresas andaluzas que no ha contratado ninguna auditoría energética en los últimos años es similar a la media, estando la hostelería a la cabeza en preocupación por la gestión de consumo. Además, la participación en programas de eficiencia energética se mantiene a los mismos niveles de la medición anterior (9%), duplicando la media nacional. Por sector de actividad, son las dedicadas a la industria las que mayor tasa de participación presentan.

Las pymes andaluzas han mejorado su eficiencia energética en relación a la temperatura de confort con respecto a la anterior edición, aunque el margen de mejora es todavía muy grande, sobre todo en invierno. Y en comparación con la edición del 2015, la tecnología led se ha convertido en predominante, pasando de un 32,4 por ciento a un 56,8 por ciento.

DATOS POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

La mayor parte de las Comunidades Autónomas ha incrementado su Índice de Eficiencia Energética desde la anterior edición y sólo se observan descensos significativos en Asturias y Cantabria. Canarias continúa liderando el ranking (6,7 sobre 10) y ha aumentado su distancia con el resto de Comunidades.

Por encima de la media nacional, de 5,9 puntos, se sitúan: Baleares (6), Canarias (6,7), Cantabria (6), Castilla y León (6,1), Comunidad Valenciana (6), Extremadura (6), Galicia (6), Murcia (6) y Navarra (6). Andalucía consigue la media exacta (5,9).

Por detrás se sitúan Aragón (5,8), Asturias (5,5), Castilla-La Mancha (5,7), Cataluña (5,8), Comunidad de Madrid (5,8), País Vasco (5,6) y La Rioja (5,2).

PUNTOS FUERTES Y DÉBILES

Los hábitos de eficiencia energética que aparecen más extendidos son la utilización de monitores planos en los equipos informáticos (85%), el control de las cámaras frigoríficas (más del 70%), el control de los hornos en la industria (más de 70%), el control de las calderas en la industria (control de emisiones y regulación con un 72 por ciento, y limpieza habitual de quemadores con un 94%) y la iluminación independiente de todas las zonas de las instalaciones (79%).

En el lado contrario, los hábitos poco eficientes más extendidos entre las pymes son el hecho de no disponer de un sistema de gestión energética (94%), el de no tener ningún sistema de gestión de calidad, energía o medioambiente (88%), el no haber participado en ningún programa o subvención de eficiencia energética (90%), el no haber contratado ninguna auditoría energética en los últimos 3 años (94%) y el mantenimiento exclusivamente correctivo del sistema de iluminación (75%).

En este sentido, sigue existiendo un recorrido de mejora en la eficiencia energética de las pymes, con la utilización de equipos de monitorización y telemedida. Sólo el 32,2 por ciento de las empresas ha realizado una optimización de tarifa o ajuste de potencia en el último año, algo que les permitiría ahorrar considerablemente en la factura energética. Además, la participación en programas de eficiencia energética es muy baja (4%).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies