Reclama 200.000 euros tras sufrir un accidente bajo el puente de la A-7 siniestrado un año antes

 

Reclama 200.000 euros tras sufrir un accidente bajo el puente de la A-7 siniestrado un año antes

Juicio por obrero accidente en la A-7 en Almuñécar
Europa Press
Actualizado 07/05/2013 14:41:36 CET

GRANADA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Rafael L.R., un obrero que resultó herido grave bajo el viaducto de la A-7 que se construía en Almuñécar (Granada) el 13 de noviembre de 2006, tan sólo un año después de que la cimbra cayera desplomada en ese mismo lugar provocando la muerte de seis trabajadores, reclama a la empresa para la que estaba contratado una indemnización por lo ocurrido de más de 200.000 euros, por los daños y perjuicios ocasionados.

Lo hará en el transcurso de un juicio que estaba previsto que comenzara este martes en el Juzgado de lo Social 3 de Granada, pero que ha sido suspendido para que su abogado amplíe la demanda interpuesta a una de las aseguradoras implicadas.

Según ha explicado a los periodistas justo antes de la vista el secretario general de Fecoma (Construcción, Madera y Afines) de CCOO Granada, Francisco Quirós, la empresa responsable de las obras, Hormacesa, intentó "ocultar" el accidente, porque "faltaron medidas de seguridad" y porque en el "trasfondo" estaba lo ocurrido en la misma zona un año antes, también en noviembre, pero de 2005.

Según ha explicado el trabajador, que hoy padece una invalidez total reconocida, el siniestro tuvo lugar cuando la empresa le ordenó que se dirigiera con la máquina compactadora que conducía hacia un camino de servicio, cuando hubiera tenido que ser un camión-góndola quien lo transportara. "El camión no estaba y me imagino que para abreviar tiempo me mandaron a subir por el camino aquel, con esa compactadora que tenía ruedas lisas y sin agarre ninguno", ha indicado.

En un momento dado, la máquina derrapó y, al frenar, perdió el control de la misma, cayendo hacia atrás y precipitándose por un terraplén que acababa en el río Verde. Tras caer unos 20 metros, resultó herido grave, con rotura de sacro y pelvis, además de otras lesiones. "Estuve quince días perdido, en el Hospital de Motril, hasta que la noticia salió a la luz", ha señalado.

El asunto, según ha explicado a los periodistas su abogado, ya fue denunciado en el ámbito penal en un juzgado de Almuñécar, contra el representante legal de Hormacesa, por falta de medidas de seguridad, pero resultó archivado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies