Rodrigo Sánchez Haro se reúne con COAG-A, que le pide una "posición firme" ante la reforma de la PAC post 2020

El consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, se reúne con OAG Andalucía
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 16/03/2018 14:36:49CET

El Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020 en dos años pone a disposición del sector el 78% de medidas, por un importe de 1.458 millones

SEVILLA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro ha mantenido un encuentro con los representantes de COAG Andalucía en su sede de Sevilla para conocer "de primera mano" sus inquietudes y propuestas ante la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), ante lo que la organización agraria, con su secretario general, Miguel López, a la cabeza, ha pedido que Andalucía mantenga una "posición firme" en los movimientos hacia la próxima PAC post 2020.

El consejero considera que "es necesario que se clarifique el papel de las regiones en el nuevo modelo y que se rechace de forma explícita la cofinanciación de las ayudas directas" y ha reconocido que "hasta el momento son insuficientes las referencias a la Organización Común de Mercado (OCM) única".

Sánchez Haro ha insistido, en el marco de la reunión con el secretario general de COAG Andalucía, Miguel López, y su Comisión Ejecutiva, en que es "fundamental" para Andalucía que "se actualicen los parámetros que regulan el desencadenamiento de las medidas de mercado, como, por ejemplo, los precios de activación del almacenamiento público de aceite de oliva tras más de 20 años sin ser revisados".

Esto, a su juicio, "ha de venir acompañado de un avance en las especificidades del sector en la aplicación del derecho de la competencia, para que las organizaciones de productores puedan tomar decisiones colectivas de regulación de la producción y aumente así el peso de los agricultores y los ganaderos en la cada de valor".

La "simplificación" y la "agilización" es otra de las prioridades de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, de ahí que se haya solicitado esta misma semana que el sistema de auditoría y control "sea único y proporcional, basado en el uso intenso y generalizado de las herramientas TIC y las imágenes satelitales". Sánchez Haro ha apuntado que un ejemplo de esta "falta de proporcionalidad" es el régimen simplificado de pequeños agricultores, que, según asegura, "ha sufrido en Andalucía una reducción del 30 por ciento debido al estricto sistema de penalizaciones establecidos en los reglamentos".

IGUALDAD DE GÉNERO

De igual modo, el responsable del Gobierno autonómico ha animado a COAG Andalucía a "trabajar juntos" para "impulsar la igualdad real y efectiva en la actividad agraria". "Es una prioridad que las mujeres ocupen el lugar que les corresponde en los órganos de decisión de cooperativas, empresas y entidades de interlocución", ha subrayado.

Para Sánchez Haro, es "vital" que la futura PAC que plantea la Comisión Europea (CE) incida de manera directa en ello, "y, a diferencia de Andalucía, no lo hace". Con ello, ha aludido a la aprobación y ejecución del I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en la Actividad Agroalimentaria y Pesquera de Andalucía. Horizonte 2020.

DATOS DEL PROGRAMA DE DESARROLLO RURAL

Por otro lado, Rodrigo Sánchez Haro ha aprovechado la ocasión para exponer los datos de ejecución del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020, de forma que, tras dos años de gestión, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural "ya ha puesto a disposición del sector el 78 por ciento de las medidas que le corresponden, por un importe de 1.458 millones de euros --el presupuesto total es de 1.859 millones de euros--.

Ha añadido que de esa cifra, el 46 por ciento, 855 millones de euros, ya están resueltos".

PETICIONES DE COAG-A

Por su parte, el secretario general de COAG-A, Miguel López, ha insistido en que Andalucía "debe mantener una posición firme ante la PAC post 2020", tras lo que ha defendido el modelo social agrario de la comunidad andaluza, "que ha sido la gran garantía frente al despoblamiento rural, y que debe ser reconocido en la próxima reforma".

COAG-A ha resaltado que este encuentro ha servido para abordar distintos cuestiones como la Ley de Agricultura, la necesidad de agilizar y simplificar las gestiones administrativas que afectan a los agricultores y ganaderos y, especialmente, los movimientos hacia la próxima PAC post 2020, y el papel que Andalucía debe jugar, "tras haber sido la gran perjudicada en la última reforma".

Miguel López ha agradecido al Consejero y a su equipo la visita a la sede de COAG para mantener esta reunión de trabajo, con el objetivo de "sacar conclusiones y avanzar en el diseño de elementos que nos ayuden a posicionarnos ante los retos tan importantes que tenemos".

López ha explicado que la organización está preocupada con el proceso de reforma abierto en la política comunitaria, ya que "abrir los reglamentos comunitarios es no saber cómo van a quedar al final los presupuestos y ya tenemos la experiencia de la aplicación de la reforma anterior, con unas consecuencias muy claras, esto es, Europa recortó 690 millones a toda España y Andalucía ha perdido más de 600, es decir, que nuestra comunidad autónoma ha sufrido la mayor parte del recorte que Bruselas hizo a nuestro país".

COAG ha precisado que esto es así "a pesar de que Andalucía es una comunidad que ha podido mantener a la población en el medio rural". Ha recordado que el Congreso de los Diputados está estudiando cómo abordar el despoblamiento del medio rural "y eso es sencillo; en el medio rural o hay economía o no podemos fijar población". "Si no hay economía y empleo, la población se tiene que marchar, por lo que no estropeemos lo que está funcionando en Andalucía, que también va ligado a la aplicación de otras políticas sociales", ha pedido el dirigente agrario.

EL PROBLEMA DEL AGUA

En la reunión también se ha hablado del problema del agua. El secretario general de COAG-A ha planteado al consejero la necesidad de "corregir las grandes pérdidas que se producen por las malas condiciones en las que se encuentran las redes primarias", ante lo que el consejero ha explicado que la mayor parte de las obras que hay que hacer están declaradas de interés general y que lo que hace falta es llevarlas a cabo y que los productores también mejoren el uso del agua.

Miguel López ha reconocido que los agricultores y ganaderos también tienen que modificar determinados sistemas de regadío que hoy traen grandes consumos y hacer una política de ahorro y de contención, pero ha añadido que "la eficiencia sobre el terreno, sobre la forma de aplicar el agua está siendo mucho más importante por parte de los productores que por parte de las instituciones responsables de esa red primaria".

"El agua es un elemento fundamental para sostener el tejido productivo en Andalucía, con un sector agroalimentario que mueve ya por encima de los 26.000 millones, y no podemos renunciar a ello y hay que seguir creciendo, ganando mercado y valor añadido y fortaleciendo nuestras posiciones económicas y de empleo, por lo que, en este sentido, Andalucía tiene que dar una respuesta", ha concluido López.