Rosa Aguilar considera "positiva" la posible retirada de las concertinas para poner "punto final" a esa situación

La consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguila, en un acto en Sevilla
EUROPA PRESS
Publicado 14/06/2018 13:01:42CET

SEVILLA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Justicia e Interior de la Junta, Rosa Aguilar, ha valorado este jueves el anuncio realizado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de que hará "todo" para que los alambres con cuchillas (concertinas) instalados en los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla "puedan ser retirados", considerando "positivo" este tipo de medidas para poner "punto final" a esa situación.

"Este tipo de medidas seguramente se va a recibir bien en sentido positivo", ha afirmado Rosa Aguilar en declaraciones a los medios en Sevilla, añadiendo que ahora queda ver cuál es el recorrido que el Ministerio realiza para llevar esta medida a cabo y "poner punto final a una situación que acontecía".

Grande-Marlaska ha anunciado que tiene intención de retirar las concertinas de las vallas situadas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla con Marruecos y piensa pedir para ello un "informe complementario".

En una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, Grande-Marlaska ha asegurado que retirar las concertinas es una de sus "principales voluntades" y "que haya un informe realmente complementario para que realmente se puedan adoptar otras medidas" porque no se puede "llegar a esos niveles".

Las concertinas son unos alambres equipados con cuchillas cortantes que se instalaron coronando las vallas fronteriza de Ceuta y Melilla en el año 2005 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque dos años después, el mismo Ejecutivo ordenó retirarlas de parte del vallado melillense por las heridas que causaban en quienes intentaban rebasar el perímetro.

En 2013 el Gobierno de Mariano Rajoy decidió colocar más concertinas en las vallas fronterizas, que no sólo coronarían el perímetro sino que podrían encontrarse también a pie de alambrada y en el intervallado, lo que provocó numerosas críticas tanto de entidades sociales como de los grupos de la oposición. De hecho, en 2014, el ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a retirarlas en caso de que llegase a La Moncloa.