Rosendo afirma que, además de ayudas públicas, Pérez Giménez precisa "recursos aportados por sus accionistas"

Actualizado 26/01/2011 19:30:56 CET

CÓRDOBA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El inversor José Enrique Rosendo, que posee el 28 por ciento de las acciones de Tecris, sociedad propietaria desde julio pasado del 96 por ciento de Laboratorios Pérez Giménez, ha afirmado que dicha empresa farmacéutica, radicada en Almodóvar del Río (Córdoba), "necesita ayudas públicas, pero también y al mismo tiempo recursos aportados por sus accionistas".

En este sentido y en declaraciones a Europa Press, Rosendo ha dicho estar "sorprendido" ante "las declaraciones realizadas ayer por Joaquín Garreta", el presidente de Tecris, asegurando que dicho accionista de Tecris no había "efectuado aportación alguna como ampliación de capital" para Laboratorios Pérez Giménez, cuando, según se recoge en documentación aportada por Rosendo, "estas aportaciones se realizaron antes de la compra (de la farmacéutica por Tecris) y posteriormente, a partir del 9 de septiembre".

A raíz de ello, Rosendo se ha ratificado en sus anteriores declaraciones, en cuanto a que dimitió el pasado octubre, como administrador mancomunado de Laboratorios Pérez Giménez tras comprobar "que había socios" de Tecris "que no hacían la ampliación de capital en la parte que les correspondía" en Pérez Giménez, por un total previsto de seis millones de euros, algo que él si ha hecho, habiendo anticipado el 30 por ciento de lo que le tocaba aportar, "pero a la vista de que pasaba el tiempo y la mayoría (de socios de Tecris) no lo hacía, opté por no permanecer en el cargo ni, por supuesto, completar de momento mi aportación de capital social".

En consecuencia y dado que "Laboratorios Pérez Giménez necesita ayudas públicas, pero también y al mismo tiempo recursos aportados por sus accionistas", ahora son Garreta y los accionistas de Tecris que aportan el dinero comprometido los que "tienen que aclarar a los trabajadores (de Pérez Giménez), al resto de los socios, a los bancos, acreedores y a la Junta de Andalucía si ellos están o no dispuestos a suscribir inmediatamente su parte del capital social de Laboratorios Pérez Giménez y si van o no a constituir un consejo de administración en la empresa".

A esto se suma, según ha puntualizado Rosendo, que, "desde junio pasado el señor Garreta únicamente ha convocado dos consejos de administración de Tecris, uno de ellos a instancias mías", además, "las cuentas de esta compañía no han sido aprobadas en la última junta general de socios, al votar en contra el 50 por ciento del capital".

"En todo caso y como es obvio a la luz de estos recientes acontecimientos --ha proseguido Rosendo--, resulta imprescindible para los intereses de Laboratorios Pérez Giménez la disolución de Tecris, al objeto de que cada accionista disponga libremente de sus propias acciones en el laboratorio" y pueda constituirse el consejo de administración de la farmacéutica.

De hecho, según ha destacado Rosendo, "hace más de una semana que Garreta tiene en su poder un burofax solicitando esa medida, teóricamente consensuada entre las partes tras una reunión en Sevilla, y no entiendo por qué no ha actuado ni qué pretende impidiendo que cada uno tenga sus propias acciones directamente y no por medio de Tecris".

GRUPO TECRIS

El Grupo Tecris Consultor cerró en julio del pasado año la adquisición del 96 por ciento de las acciones de Laboratorios Pérez Giménez por un euro, quedando el cuatro por ciento de la compañía farmacéutica en manos de la familia Pérez Giménez, mientras que los nuevos dueños se hicieron cargo de la deuda de 49 millones de euros que arrastraba la empresa, habiendo previsto, además, llevar a cabo una ampliación de capital por valor de seis millones de euros.

El objetivo que se marcaron los nuevos dueños de la farmacéutica cordobesa es que de su gestión dependería lograr el objetivo de que el "margen operativo sea positivo" en el presente 2011, aunque teniendo claro que "el resultado neto estará lastrado" en los años inmediatos por la referida deuda.

Tecris anunció la intención de cerrar acuerdos con bancos, proveedores y acreedores, para así "ganar nuevamente la confianza del mercado", como resultado de una estrategia que implicará "ahorro de costes" y apostar por "el comercio exterior", comprometiéndose a la vez a mantener la plantilla de la empresa, formada por 219 empleados, de los que 180 son fijos y el resto eventuales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies