Salud dice que la multa a Hospitales Pascual "refuerza lo que vienen denunciando sobre sus prácticas empresariales"

Publicado 15/03/2018 14:53:48CET

SEVILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha asegurado que recibe con "satisfacción" la multa por más de 5,3 millones por "precios abusivos" al SAS impuesta a Hospitales Pascual por el Consejo de la Competencia de Andalucía, que, a su juicio, "refuerza lo que desde la Administración sanitaria andaluza se viene denunciando desde hace tiempo sobre sus prácticas empresariales".

Las dos sanciones impuestas por el importe antes indicado son el resultado de una investigación abierta por la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía (ADCA) el 15 de septiembre de 2016 a raíz de una denuncia por presunto abuso de posición de dominio presentada por el propio SAS.

Así, fuentes de la Consejería de Salud han explicado a Europa Press que el fin último que se persigue planteando estas denuncias "es que la actividad que presta esta empresa sea legal y acorde con la normativa vigente", al igual que "se le exige a cualquier empresa por cualquier Administración pública", añaden.

De este modo, afirman que la relación contractual del SAS con dicha empresa "debe ser siempre en el marco de la Ley de Contrataciones de las Administraciones Públicas, como no puede ser de otra forma, y seguiremos garantizando que así sea con todas las medidas a nuestro alcance".

Hay que recordar que el Consejo de Defensa de la Competencia de Andalucía ha impuesto dos sanciones a Pascual por un importe total de 5,33 millones de euros (2.665.132 euros cada una) por "conductas anticompetitivas", ya que durante tres años y medio "aplicó precios abusivos" por los servicios que prestaba al SAS en las provincias de Cádiz y Huelva.

Según informó en un comunicado el Consejo de Defensa de la Competencia, Hospitales Pascual "trató de imponer condiciones excesivas" durante la negociación de los nuevos conciertos hospitalarios con el fin de "obstaculizar cualquier posible competencia".

Las dos multas se imponen a la empresa José Manuel Pascual Pascual, S.A. tras considerarse acreditadas en la Resolución del Consejo las conductas de "abuso de explotación", a través de la imposición de unos precios "notoriamente abusivos" al SAS en su facturación de los servicios prestados.

También imponía el "abuso de exclusión" al tratar de imponer determinadas exigencias en las negociaciones para celebrar nuevos conciertos con la intención de excluir a otros operadores que legítimamente podían prestar el servicio de asistencia sanitaria especializada sin puerta de urgencias y que, de hecho, habían sido contratados para ello.

Así, señala que José Manuel Pascual Pascual, S.A. trataba, por una parte, de "expulsarlos o disminuir su cuota de mercado y, al mismo tiempo, incrementar la suya".