Satse propone regular a nivel estatal las medidas necesarias para acabar con las agresiones a profesionales sanitarios

Cartl stop agresiones a profesionales sanitarios
SATSE
Publicado 15/03/2018 17:34:43CET

Propone también actualizar el plan de prevención del SAS y la puesta en marcha de un Observatorio contra la violencia en el ámbito sanitario

SEVILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha elaborado un proyecto de ley contra la violencia en el ámbito sanitario, que va a trasladar a los organismos e instituciones correspondientes con el objetivo de que exista una norma que regule en todo el Estado las medidas necesarias para acabar con las agresiones a los profesionales del sistema sanitario, un fenómeno que en Andalucía "se está incrementando en los últimos años".

En la actualidad, explica Satse en un comunicado, cada comunidad autónoma contempla de manera independiente diferentes estrategias, acciones o protocolos contra las agresiones, siendo Andalucía "pionera" en 2005 con la puesta en marcha de su Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los Profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía, pero no existe una ley que regule a nivel estatal las actuaciones necesarias, (prevención, sensibilización, información, apoyo, etcétera), para proteger a todos los profesionales y acabar con las agresiones.

Ante esta realidad, el Sindicato de Enfermería, que viene luchando contra las agresiones desde hace años, ha reclamado en distintas ocasiones a las administraciones sanitarias públicas la aprobación de una normativa estatal que dé una respuesta conjunta, homogénea y eficaz al grave problema de las agresiones físicas y verbales a los profesionales sanitarios, entre ellos los enfermeros, los cuales acaparan cerca del 40 por ciento de las agresiones en los centros.

Tras constatar Satse la "falta" de iniciativa legislativa tanto de la administración pública como de los partidos políticos, el Sindicato de Enfermería ha elaborado un proyecto de Ley que va a trasladar a los organismos e instituciones correspondientes, al objeto de que lo "hagan suyo" y puedan respaldar la tramitación correspondiente que legalmente proceda.

El proyecto normativo contempla la elaboración de un Plan de Prevención contra la Violencia en el ámbito sanitario, en cada servicio de salud, empresa o centro de trabajo con las medidas en cada caso a implantar para prevenir, evitar o disminuir el riesgo del personal sanitario de sufrir agresiones.

Asimismo, Satse propone de forma paralela la actualización del Plan de Prevención del SAS y la creación de un Observatorio autonómico contra la violencia en el ámbito sanitario, que apoye y mejore las acciones y medidas en los servicios sanitarios públicos, así como en los centros privados, para evitar, reducir y minimizar las agresiones y sus consecuencias.

CAMPAÑA SENSIBILIZACIÓN

Junto a estas propuestas, el Sindicato de Enfermería ha puesto en marcha una nueva campaña que pretende denunciar el grave problema que sufren los profesionales de la Sanidad en Andalucía y subrayar la corresponsabilidad que tienen ciudadanía, administraciones públicas, empresas sanitarias privadas y profesionales, para acabar con las agresiones físicas y verbales.

En este caso la nueva campaña de Satse, con el lema '#Stop agresiones. Nada justifica una agresión', contempla la distribución de distinto material informativo en todos los centros sanitarios, en concreto en Andalucía en una primera tirada serán 6.000 carteles, 25.000 folletos y 27.300 pegatinas. También se difundirá a través de vídeos, redes sociales, medios 'on line' y medios de comunicación en general.

Todas las acciones previstas buscan sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares. Asimismo, se recordará que los problemas y carencias que pueden llegar a sufrir pacientes y familiares no son responsabilidad del profesional, el cual también los sufre y hace todo lo posible para que no se vea afectada la calidad de la atención sanitaria.

MÁS DE 10.000 AGRESIONES

Para dejar claro la necesidad de abordar este grave problema, el Sindicato de Enfermería ha recordado las cifras de agresiones registradas en Andalucía y el crecimiento que se ha detectado en el último año. De hecho, Satse alerta que en una década, entre 2007 y 2017, existe constancia en el registro de agresiones del SAS de un total de 10.022 agresiones verbales o físicas a profesionales de la sanidad, de todas las categorías.

Tal y como ya alertaba la semana pasada, según los datos recopilados por Satse, durante el año 2017 se registraron en la Sanidad andaluza 1.115 agresiones, de ellas 285 físicas, un 38,35 por ciento más de este tipo que en el año anterior.

En concreto, el Sindicato de Enfermería explica que en los últimos años se está produciendo un incremento de los actos violentos dirigidos contra profesionales de la Sanidad andaluza en el ejercicio de sus funciones, pasando de los 935 casos registrados en 2015 a los 1.115 entre agresiones físicas y verbales contabilizados en 2017, un 19,25 por ciento más. Para Satse es de especial gravedad que el mayor incremento se registre en las agresiones físicas, que en este periodo han crecido en cerca de un 40 por ciento, pasando de las 204 víctimas en 2015 a las 285 en 2017.

Por provincias, los datos recogidos por el Sindicato de Enfermería indican que Sevilla es la que registró durante 2017 el mayor número de agresiones con 242 (67 de ellas físicas), seguida de Málaga con 221 y el mayor número de agresiones físicas con 83, Córdoba 145 (28 físicas), Cádiz 128 (25 físicas), Jaén 125 (10 físicas), Huelva 95 (12 físicas), Almería 83 (30 físicas) y Granada con 76 de ellas 30 físicas.