La acusación particular reduce a tres el número de acusados por la supuesta agresión a Rosauro Varo

 

La acusación particular reduce a tres el número de acusados por la supuesta agresión a Rosauro Varo

Actualizado 10/05/2006 19:35:03 CET

Dos de los procesados declaran que hubo una disputa previa y aseguran que el empresario pegó a uno de ellos

SEVILLA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La acusación particular del caso por la presunta agresión por parte de cinco jóvenes al empresario Rosauro Varo el 6 de febrero de 2005 en las inmediaciones de la calle Betis de Sevilla retiró hoy en sus conclusiones finales la acusación contra dos de los cinco acusados, C.A.P.L. y A.D.G.A., "por objetividad y humanidad" ya que el empresario dijo hoy en el juicio celebrado por el caso que no tenía la plena certeza --a diferencia de lo que le ocurría con los otros tres-- de que participaran en la presunta agresión. Por su parte, el ministerio fiscal mantuvo se acusación para los cinco.

Así lo indicó el propio abogado, Marcos Cañadas, a Europa Press al término de la vista celebrada esta mañana en el Juzgado de lo penal número 10 de la ciudad. Por su parte, dos de los acusados, J.R.M. y J.A.P.G., declararon ante la juez que hubo una discusión previa entre las partes y que el empresario pegó presuntamente a uno de ellos ante la custodia de los porteros de la discoteca 'Boss', propiedad del empresario, algo que éste negó tajantemente.

Antes de prestar declaración, todos los acusados, J.L.G., J.A.P.G., J.R.M., C.A.P.L. y A.D.G.A., se declararon inocentes. El primero en declarar fue J.R.M., que reconoció que el día de los hechos estaba de 'botellón' en la plaza de Cuba y que vio al también acusado J.A.P.G. dar una "guantada en la cara" a un joven "tras discutir con él". Negó que él también le pegara y reconoció que un tercero, cuya identidad aseguró desconocer, le propinó una patada al joven que le fracturó la nariz. "Después vino con los porteros --de 'Boss'-- con palos y porras", agregó, al tiempo que aseguró que el denunciante pegó entonces al acusado que le pegó primero. "Lo estaba matando en el suelo y los porteros intentaban que no se metiera nadie. Fue una pelea mutua entre los dos", aseguró.

Le siguió J.A.P.G., que dijo que estaba borracho y "empastillado" y que "nos dijimos algo --en alusión a Varo-- y le di una guantada y se fue". Dijo igualmente que Varo regresó al lugar, que le pegó y negó que al cabo de un mes fuera a la discoteca a amenazar al conocido empresario.

Por su parte, A.D.G.A. y C.A.P.L. negaron que participaran en los hechos porque no estaban en la zona aquella noche. Por último, J.L.G. dijo desconocer los hechos que se le imputan y, además de reconocer su adicción a las drogas y que lleva años en tratamiento psiquiátrico, aseguró que "yo no estaba allí".

DECLARACION DE VARO

En cuanto a lo dicho por Rosauro Varo, éste aseguró que iba andando por la calle y que intentó esquivar a un grupo de jóvenes porque ya se habían registrado agresiones en la zona y que le abordaron entre nueve y 12 jóvenes y, "sin medir conversación" alguna, uno de ellos le dio dos puñetazos en la cara. "Después me agredieron los demás automáticamente, se me echaron encima".

Dijo que recibió "muchas patadas, bastantes en la cabeza" recibiendo "una de las últimas en la cara", lo que le fracturó la nariz. Además, dijo que el 26 de febrero recorrió la zona en un coche policial y reconoció a "tres o cuatro personas perfectamente". Después, en Comisaría, señaló como presuntos agresores "sin la más mínima duda" a los acusados J.A.P.G. --como el primero que le agredió-- y J.R.M. Sobre los acusados A.D.G.A. y C.A.P.L., declaró que "me suenan bastante sus caras, pero no tengo el mismo nivel de certeza que con el resto porque ha pasado casi año y medio".

El empresario, que sostuvo que J.A.P.G. acudió a la discoteca el 8 de abril diciéndole "sé que eres tú y esto no va a quedar así" y dijo que el autor de la patada es el acusado J.L.G., negó tajante que él pegara a nadie ni que llegara al lugar con los porteros del local. Además, manifestó que la supuesta agresión "fue el tiempo más largo de mi vida. Mi vida ha cambiado desde entonces. Ya no voy tanto a este local y no voy sólo, siempre me acompañan al coche porque tengo miedo".

Al término de la toma de declaraciones, entre otros también a policías y testigos, el ministerio fiscal formuló como definitiva su petición de dos años y seis meses de prisión para cada uno de los cinco procesados a los que acusa de un delito de lesiones, sumando dos años más para el acusado J.A.P.G. por obstrucción a la Justicia. Sobre J.L.G., cabe recordar que su abogado mostró el 20 de marzo ante la sala como prueba un estudio psicológico y psiquiátrico en el que se señalaban, según dijo, importantes deficiencias en el acusado --que está ingresado en la Unidad de Salud Mental 'La Marchenilla' de Algeciras (Cádiz) desde diciembre de 2005-- como una minusvalía del 80 por ciento --lo que obligó a aplazar la vista para su estudio--. Hoy, el fiscal ha considerado su estado como atenuante. Además pidió una indemnización solidaria de los acusados de unos 3.200 euros.

Por su parte, la acusación particular pidió cinco años para los tres jóvenes a los que sí considera presuntos autores de la agresión por un delito de agresiones con la agravante de ensañamiento y utilización de métodos peligrosos para la vida --como que un grupo de personas "pateara" a su defendido--. Para J.A.P.G. pidió un año y medio de prisión más por obstrucción a la Justicia y, para los tres, la prohibición de acercarse a Varo a menos de 500 metros durante diez años, además de una indemnización de 12.051 euros por las lesiones y secuelas causadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies