El juicio por la supuesta agresión al empresario Rosauro Varo se celebra hoy

Actualizado 10/05/2006 8:10:50 CET

SEVILLA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra cinco jóvenes, J. L. G., J. A. P., J. R. M., C. A. P. L. y A. D. G. A., acusados de agredir supuestamente el 6 de febrero de 2005 en la calle Betis de Sevilla al empresario Rosauro Varo se celebrará hoy, según está previsto, en el Juzgado de lo Penal número 10 de la ciudad después de que el pasado 20 de marzo fuera suspendido ante la solicitud de un estudio psicológico y psiquiátrico de uno de los imputados, J. L. G. Su abogado defensor presentó al Tribunal un informe de la Unidad de Salud Mental 'La Marchenilla', en Algeciras (Cádiz) --en el que está ingresado desde diciembre de 2005-- y en el que se señalaban, según dijo, importantes deficiencias en el acusado.

Fuentes del caso informaron a Europa Press que el citado imputado se encuentra cumpliendo condena por un delito que cometió cuando era menor. Su abogado defensor aportó, además de un plano del lugar en el que se produjeron los supuestos hechos, un informe de la citada unidad en el que se basó, destacando que se le reconocen, entre otras, "deficiencias intelectuales básicas", para pedir la suspensión del juicio hasta que pueda acreditarse su condición psiquiátrica y psicológica.

Entonces, el ministerio fiscal pidió 20 minutos para analizar el informe, después de lo cual señaló que no había tenido conocimiento del mismo hasta el día de la vista y, en base a su contenido, dijo que se veía "en la obligación de pedir que un médico forense examine y emita un informe sobre el estado psicológico y psiquiátrico" del imputado, así como que dicho forense sea citado a juicio.

Fuentes judiciales indicaron a Europa Press que, entre los datos recogidos en el informe, se le reconoce una minusvalía del 80 por ciento, deficiencias cognitivas y motrices, así como problemas familiares y de entorno.

La acusación particular, representada por el letrado Marcos Cañadas, se mostró conforme y matizó que la suspensión le parecía importante para determinar el grado de imputabilidad del acusado. La juez del caso aceptó los argumentos, con lo que la vista quedó aplazada hasta hoy a las 10.00 horas.

LOS HECHOS

Fuentes del caso precisaron en su día que cuatro de los jóvenes, J. R. M., C. A. P. L., J. A. P. G. y J. L. G., fueron desde el principio imputados por un supuesto delito de lesiones causadas a Varo, copropietario de la discoteca 'Boss'. Este denunció que sobre las 5.30 horas del 6 de febrero del pasado año, cuando se dirigía hacía la plaza de Cuba desde la calle Betis, fue agredido por un grupo de jóvenes, algunos de estética 'cani', que le propinaron supuestamente patadas y puñetazos, causándole lesiones de carácter grave de las que tuvo que ser asistido en un centro hospitalario de la capital.

La declaración entonces de Varo, de cara a la ratificación de su denuncia, tuvo lugar después de que el médico forense revisara las lesiones que supuestamente le fueron causadas en la nariz cuando fue asaltado por los citados cuatro jóvenes, detenidos y posteriormente puestos en libertad por la autoridad judicial.

El demandante amplió su denuncia aportando como prueba, para que el juez lo tenga en consideración de cara a la vista oral, un vídeo emitido por Informativos Telecinco sobre los grupos denominados 'canis' y en el que el considerado como 'cabecilla' del grupo, el imputado J. A. P. G., se autoinculpa de los hechos y relata lo sucedido aquella noche.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies