Moratinos expresa su satisfacción por la liberación de las cooperantes y asegura que volverán mañana a España

Actualizado 02/01/2008 18:45:02 CET

CÓRDOBA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, expresó hoy su satisfacción por la liberación de las dos trabajadoras humanitarias, la española Mercedes García y la argentina Paula Bauza, que fueron secuestradas el pasado 26 de diciembre en Somalia, y asegura que volverán mañana a España.

En declaraciones a los periodistas, el ministro informó de que han sido liberadas "después de unas intensas negociaciones con la participación y la ayuda de las autoridades de Somalia". De este modo, en nombre del Gobierno español expresó "la satisfacción y el agradecimiento a las autoridades de Somalia, especialmente a su Primer ministro, y al presidente de la región del norte de Somalia, de Putland, que han permitido su liberación, a través de los contactos, negociaciones y conversaciones que ha mantenido con este clan que había secuestrado a estas cooperantes".

Moratinos informó de que en estos momentos las cooperantes se encuentran en Bosasso, la ciudad próxima a donde se produjo el secuestro, "están acompañadas por el embajador de España, por algunos representantes de la administración española y estamos llevando a cabo todas las gestiones para que puedan regresar a territorio nacional lo más rápidamente posible".

El ministro explicó que "en previsión de lo que era esta eminente liberación", habían previsto que la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, viajase a la región, y en este momento se encuentra en Nairobi, "a la espera de que el desplazamiento final de las dos cooperantes se lleve a cabo bien, vía Kenia o Etiopía". En cualquier caso, dijo que todo está preparado para que puedan regresar a España mañana por la tarde o la noche.

Según dijo, las cooperantes se encuentran "muy bien, protegidas por las autoridades locales, y con la voluntad de volver para seguir haciendo su trabajo". Moratinos ha tenido la ocasión de hablar con Mercedes García, quien, según dijo, le ha demostrado "lo importante que es ser cooperante en un mundo tan difícil y dramático como el que se vive en Africa".

"COMPROMISO MORAL Y ÉTICO"

Sus primeras palabras, una vez liberada, ha sido de agradecimiento, "pero sobre todo de compromiso moral, ético y personal con la lucha contra la pobreza y su deseo de permanecer incluso en Somalia", apuntó el ministro. De este modo, expresó su "satisfacción de que en la sociedad española haya personas como Mercedes que están dispuestas a combatir el hambre, la desigualdad y poner en peligro su vida".

Por otro lado, Moratinos explicó que han estado en una coordinación perfecta con las autoridades argentinas, como es el caso del "ministro argentino de Asuntos Exteriores, quien ha expresado el agradecimiento al Gobierno español, que ha llevado en cierta manera las negociaciones, pero en plena coordinación" con Argentina.

Igualmente, elogió al embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, quien ha estado casi diez días en Bosasso, donde ambas trabajaban para un proyecto de nutrición de la ONG Médicos sin Fronteras. El embajador ha estado "hablando con todos los interlocutores posibles para encontrar una solución definitiva, acompañado de representantes del Gobierno español".

No obstante, apuntó que "si hoy podemos celebrar la liberación de estas dos cooperantes es por la movilización de la propia ciudadanía somalí", ya que, según explicó, "ha sido la colaboración y la concertación de todas las fuerzas y de todos los sectores de la sociedad somalí lo que ha permitido que todas las negociaciones concluyesen felizmente".

En cuanto a las negociaciones para conseguir la liberación, dijo que "han sido muchas peripecias, sustos, un último fin de semana intenso de negociaciones", y un fin de año que nunca olvidará, ya que "quizás sea una de las experiencias diplomáticas y de ministro más intensas que ha vivido", apuntó.

El ministro aclaró que no han tenido que pagar ningún rescate, y que "lo que quería este grupo de gente era buscar el protagonismo social y político porque esa región vive un momento difícil, hay distintas claves políticas internas y querían mostrar su capacidad de movilización interna en clave de política interior somalí".

Finalmente, el ministro lanzó un "llamamiento en favor de nuestros cooperantes en el mundo, que están en situaciones de riesgo y ponen en peligro su vida". Como dijo, "hoy es un día importante por lo que supone en el mundo de la cooperación este compromiso de solidaridad y entrega con ciudadanos que viven en situaciones difíciles".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies