Desmantelada en Barcelona una banda que clonaba tarjetas en distintas provincias, entre ellas Málaga y Córdoba

Actualizado 11/05/2006 17:06:16 CET

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) ha desarticulado en Barcelona un grupo formado por ocho personas de origen búlgaro que se dedicaban a la falsificación de tarjetas de crédito y que operaban en diversas provincias españolas, entre las que se encuentran las andaluzas Córdoba y Málaga. Los presuntos falsificadores habrían obtenido más de dos millones de euros, a razón de 1.000 euros por cada una de las más de 2.000 tarjetas clonadas.

Según informaron fuentes policiales, el pasado verano fueron detenidos cuatro búlgaros por falsificación de moneda que, una vez puestos a disposición judicial, ingresaron en prisión. Sin embargo, las investigaciones continuaron, ya que se sospechaba que los detenidos sólo eran parte de un grupo organizado dedicado a la falsificación de moneda.

Los presuntos delincuentes actuaban en Barcelona, Madrid, Vigo, Badajoz, Euskadi, Málaga, Córdoba, Salamanca y Canarias y después utilizaban las tarjetas en Madrid y Barcelona preferentemente.

A pesar de las detenciones efectuadas en verano, los investigadores constataron que se seguían utilizando tarjetas falsas en cajeros automáticos.

Gracias a las pesquisas, consiguieron detectar a una pareja de 31 y 32 años y a una tercera persona que se relacionaban con varios búlgaros sin antecedentes policiales. Además, se descubrió que uno de los detenidos durante el verano --el supuesto líder, Shtiliyan K.S., de 38 años--, ya en libertad provisional, contactaba con ellos y seguía sacando dinero con las tarjetas clonadas.

Los falsificadores colocaban aparatos en los cajeros para copiar las bandas magnéticas y obtener el número PIN. En concreto, instalaban microcámaras, teclados falsos o, incluso, elementos electrónicos internos para copiar los datos y, posteriormente, recuperarlos. Después traspasaban los datos a tarjetas en blanco para utilizarlas en cajeros y obtener dinero.

A parte de las detenciones, la Policía ha intervenido seis vehículos valorados en 260.000 euros, libretas bancarias con más de 60.000 euros, 9.600 euros en efectivo y 50 tarjetas falsificadas. También se incautaron tres ordenadores portátiles y gran cantidad de CD que podrían contener datos de tarjetas, documentación con numeraciones, aparatos electrónicos comprados con las tarjetas falsas y varios elementos electrónicos para ser colocados en cajeros y poder copiar las bandas magnéticas y los PIN.

Seis de los ocho detenidos permanecen en comisaría a la espera de pasar a disposición judicial, mientras que los otros dos ya quedaron en libertad tras prestar declaración ante la Policía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies