Susana Díaz critica el “populismo reaccionario” de Teresa Rodríguez para “deslegitimar las instituciones”

Teresa Rodríguez, líder de Podemos Andalucía, en el Pleno
EUROPA PRESS
Publicado 13/09/2018 14:02:29CET

SEVILLA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha acusado este jueves a la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, de intentar "deslegitimar las instituciones" con un "populismo reaccionario" que pretende "quebrar la confianza entre los ciudadanos y sus representantes", después de que la líder del partido morado le haya exigido la puesta en marcha de medidas de regeneración democrática.

Durante el debate entre sendas dirigentes en la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz, Rodríguez ha reprochado a la presidenta que, a lo largo de la legislatura, el PSOE-A se haya opuesto a las distintas iniciativas de regeneración democrática que ha impulsado Podemos, tales como la ley de cuentas claras, la oficina anticorrupción, una reforma del Reglamento del Parlamento para acabar con las dietas sin justificar o para que la acción de un gobierno en funciones pueda ser fiscalizada.

Además, ha advertido de los "incumplimientos" en los que ha incurrido Susana Díaz respecto a los compromisos que adquirió en la campaña electoral del 2015 en esta materia por no poner en marcha la oficina anticorrupción, ni una ley que dote de recursos a la Cámara de Cuentas, ni la ley de Buen Gobierno y el estatuto de altos cargos, que "no está ni se le espera".

"No cumple ni un tercio de las leyes que prometió", ha abundado Teresa Rodríguez, que ha señalado la importancia de implantar mecanismos de transparencia en una comunidad en la que "se sientan en el banquillo 20 años de gobierno por el caso ERE, donde altos cargos se han llenado los bolsillos con dinero de la formación, o donde presuntamente se ha gastado dinero público en burdeles", por el caso de la Faffe.

En este marco, ha recordado que Podemos se ha ofrecido cada año a negociar los Presupuestos autonómicos pero que el acuerdo no ha sido posible porque el PSOE-A los había cerrado previamente con Cs, "una derecha neoliberal incompatible con nuestros planteamientos sociales". "Ha decidido pactar sistemáticamente con la derecha tres años, por eso no negociamos las cuentas", ha remachado antes de exigirle medidas de regeneración.

De su lado, Susana Díaz ha garantizado que su Ejecutivo está comprometido "con la regeneración democrática, con la calidad de la democracia, con la transparencia y con la limpieza en la vida pública", y ha argumentado para justificarlo que Andalucía cuenta con una de las leyes de Transparencia "de las más avanzadas de España"; ha fortalecido el papel de la Intervención General, o cuenta con la normativa "más estricta" relativa a las incompatibilidades de altos cargos, entre otras.

También ha puesto sobre la mesa las medidas que aplica la Junta para propiciar la participación de los ciudadanos para "facilitar su confianza y credibilidad en las instituciones", mientras ha reconocido que le hubiera gustado que la apertura de la oficina antifraude hubiera sido "más rápida" pero que actualmente se está adaptando el decreto a las alegaciones que ha hecho el Consejo Consultivo al mismo.

A Teresa Rodríguez le ha reprochado que su intervención le ha recordado a la misma que hizo en el 35 aniversario de la Cámara, "cuando dijo que los que se dedicaban a la política era gente que vivía de los demás, que a veces robaba y que no solucionaba los problemas de los ciudadanos". "Ese tipo de discurso es reaccionario, va a la deslegitimación de las instituciones y a generar desconfianza", ha advertido Susana Díaz antes de señalar que también "daña el sistema democrático".

Así, ha asegurado que ella cree en la democracia y en las instituciones, por eso su Gobierno "pone medidas para fortalecer al confianza de los ciudadanos en quien los representa" cuando ha dicho a Teresa Rodríguez que "cuando uno se dedica a intentar dañarla y deslegitimarla, es porque no cree en ella".

En su réplica, Teresa Rodríguez ha advertido de que la política "ya está deslegitimada y eso es gravísimo" y que, ante ese escenario, es importante tomarse en serio la regeneración democrática para que "no vuelvan a ocurrir lo que nos avergüenza".

En el cierre, Susana Díaz ha señalado al "doble moral" de Podemos por "plantear en Andalucía como agravio y descrédito lo que le parece bien en otros sitios", todo para "deslegitimar las instituciones con un populismo reaccionario que pretende quebrar la confianza entre los ciudadanos y sus representantes".

A su juicio, los 15 escaños de Podemos son "inútiles" para mejorar la vida de la gente por su "antisocialismo feroz", cuando también se ha incidido en que "si la derecha hubiera tenido que parar a lo que usted representa, se estaría frotando las manos o llevaría mucho tiempo en el Gobierno de Andalucía".

SE ACUSAN DE PRESTAR SU VOTO A LA DERECHA

También durante el debate, Susana Díaz ha reprochado a Teresa Rodríguez que Podemos, a lo largo de estos tres años y medio de legislatura, "ha unido sus votos con la derecha" para "hacer daño a Andalucía", votando en contra de los presupuestos, de la investidura o de todos los temas importantes.

Y también ha aludido al objetivo de déficit, tumbado en el Congreso, para acusar a Podemos de unirse a la derecha también a nivel nacional "negándose a que lleguen a Andalucía 350 millones más".

Esto ha sido replicado por la líder de Podemos, que ha explicado que votar en contra de iniciativas del PSOE-A no significa que la fuerza morada vote con la derecha y que sí lo es "acordar la política económica con una fuerza neoliberal --Cs-- que defiende que no haya impuestos y que cada uno se apañe con los servicios públicos pagando lo que tenga que pagar". "Ha sido usted la que ha unido sus votos a la derecha durante tres años", ha apostillado Rodríguez.

La política gaditana ha recordado a la presidenta que sus fuerzas sí han llegado a acuerdos en políticas concretas como el modelo de financiación autonómica, cuando le ha reprochado que no gaste en reclamar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "ni la mitad de la energía" que invirtió cuando su objetivo era derrotarle para alcanzar la Secretaría General del PSOE.

Contador