Susana Díaz pide a los grupos "altura de miras" en financiación: Andalucía "se juega una década"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en el Parlamento
EUROPA PRESS
Actualizado 02/02/2018 13:19:42 CET

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reclamado este viernes "altura de miras" a los grupos representados en el Parlamento autonómico, y que pongan "los intereses" de Andalucía "por encima de los intereses partidistas" para alcanzar un acuerdo en materia de financiación autonómica, porque actualmente se vive "un momento decisivo" en el que "Andalucía se juega una década".

Así lo ha indicado la presidenta al responder a una pregunta que sobre la renovación pendiente de la financiación autonómica le ha formulado en la sesión de control al Gobierno andaluz, en el Pleno del Parlamento, el portavoz parlamentario de IULV-CA, Antonio Maíllo, a quien ha trasladado su voluntad de que la posición que la consejera andaluza de Hacienda lleve al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) sobre financiación autonómica "no sea la del Gobierno, sino la del conjunto de la Cámara".

En su primer turno, el también coordinador general de la federación de izquierdas en Andalucía ha incidido en que 2018 empieza como "el cuarto año de prórroga" del sistema de financiación autonómica, y en ese sentido ha alertado del "riesgo" de que el periodo de prórroga de dicho modelo pueda "durar lo mismo" que su periodo de vigencia.

Tras considerar inaceptable la "parálisis" que "demuestra debilidad en quien tiene que liderar las negociaciones" con las comunidades autónomas, Maíllo ha defendido la necesidad de un nuevo modelo de financiación porque el actual "no cumple con los principios de eficiencia y equidad, y, sobre todo, porque no garantiza el autogobierno", cuya importancia ha resaltado y que "se puede desarrollar si hay recursos suficientes".

Además, el líder de IU ha subrayado que Andalucía está "doblemente infrafinanciada", al estarlo "con respecto a los costes de los servicios", como le ocurre al conjunto de autonomías, y al estar "financiada por debajo de la media en relación con todas las comunidades autónomas", según ha abundado, para defender que "hay que romper los tópicos de enfrentamiento territorial para afrontar un modelo de financiación justo".

Tras apuntar que las comunidades "necesitan que se les quite la soga del cuello para sentir que no están amenazadas", Maíllo ha indicado que IU "espera un acuerdo" porque entiende que Andalucía lo necesita, y, como grupo parlamentario, "va a hacer todos los esfuerzos" para ello.

Al hilo, ha detallado que su grupo plantea que "el elemento central de financiación tiene que determinar cuánto cuesta la educación o la sanidad por habitante, o los servicios sociales", y también "cuánto cuestan los servicios recogidos en el propio Estatuto" de Autonomía, "no sólo los servicios públicos fundamentales". En esa línea, ha reivindicado una reforma fiscal que "no paguen sólo los trabajadores de Andalucía".

Maíllo también ha alertado de la "debilidad" que presenta, a su juicio, el Gobierno de Díaz porque los socialistas en las Cortes Generales apoyaron la reforma del artículo 135 de la Constitución, que "abrió la puerta a la Ley de Estabilidad Presupuestaria", y porque, según ha criticado, a la vez que "piden con una mano más dinero justamente para Andalucía, con la otra mano agujerean junto con Ciudadanos (Cs) el sistema de ingresos fiscales", provocando que, al finalizar la legislatura, la comunidad cuente con "600 millones de euros menos para hacer políticas sociales", según ha alertado.

GRUPO DE TRABAJO

La presidenta de la Junta ha replicado remarcando que la creación de un grupo de trabajo en el Parlamento andaluz para buscar un acuerdo sobre financiación autonómica parte de una propuesta de IU que consideró "razonable" para que el protagonismo en este asunto residiera en la Cámara, y que así la propuesta que realice Andalucía tenga "mayor fortaleza".

Ha coincidido con Maíllo en que "es fundamental que no sigan avanzando las prórrogas" del actual modelo de financiación, que podría tener así "vigencia de una década", lo que, según ha subrayado, iría "en contra de la Lofca y del acuerdo que adoptó el Gobierno de España en la Conferencia de Presidentes".

Al respecto, Díaz ha acusado al Gobierno de estar "mareando la perdiz para intentar no poner sobre la mesa el modelo de financiación y los recursos necesarios para garantizar la prestación de servicios en todo el territorio en condiciones de equidad", y en ese sentido ha subrayado que el actual modelo "no defiende ni garantiza la igualdad".

Ha subrayado que Andalucía ha dejado de ingresar con el actual sistema de financiación un total de 5.522 millones de euros, y "hay 220.000 andaluces que no aparecen" en dicho modelo, así como ha aseverado que "hoy ya nadie puede discutir que Andalucía está maltratada", y eso "sin ánimo de enfrentar territorios".

También ha indicado que "en el actual modelo, que cada vez se ha ido aplicando a peor, hay diferencias de en torno a 800 euros por habitante respecto a las mejor financiadas, de forma de que cada andaluz recibe al año 800 euros menos que otras comunidades que están mejor financiadas".

"Por tanto, es urgente y el acuerdo necesario", ha resumido Díaz, que se ha dicho "convencida de que es posible hacerlo", tras lo que ha recordado que su Gobierno plantea un Fondo de Financiación de los Servicios Públicos, cuya dotación se ampliaría con el incremento de la participación de las comunidades autónomas en la recaudación del IVA, del 50 al 75 por ciento, y en los impuestos especiales, mientras que se mantendría el IRPF en el 50 por ciento.

Plantea también un nuevo Fondo de Desarrollo de las Autonomías, que no requeriría aportación adicional del Gobierno y se repartiría en función de la población, y un nuevo Fondo de Sostenibilidad para los Servicios Públicos "similar al fondo de reserva de los pensiones que algunos están vaciando", según ha agregado Díaz, que ha expresado su deseo de que "sea posible un acuerdo de todas las fuerzas políticas" del Parlamento porque "sería en defensa de los intereses de Andalucía y de los servicios públicos y el estado del bienestar que los andaluces merecen".

RENOVACIÓN DE ÓRGANOS DE EXTRACCIÓN PARLAMENTARIA

En el transcurso de este intercambio dialéctico, en el que tanto Susana Díaz como Antonio Maíllo han comenzado sus intervenciones dedicando un recuerdo al parlamentario del PP-A Antonio Garrido, fallecido el pasado mes de enero, el dirigente de IU ha aprovechado la ocasión para afear a la presidenta que no hubiera habido "diálogo con la renovación del Consejo Consultivo" andaluz, que "siempre ha escapado del debate partidario".

Además, Maíllo ha criticado que tampoco ha habido diálogo por parte del Ejecutivo para la renovación de los órganos de extracción parlamentaria, como son la RTVA, el Consejo Audiovisual de Andalucía y la Cámara de Cuentas", que siguen pendientes de renovar, según ha enfatizado el líder de IU, que ha subrayado también que "no valen los dobles discursos", y ha animado a la presidenta a "predicar con el ejemplo" en materia de diálogo, porque "así sí le creeremos", según ha abundado.

La presidenta le ha respondido animando a los grupos a hacer "ya" la renovación de los órganos de extracción parlamentaria. "¿Quién lo impide?", ha preguntado Díaz, para recordar que, en el Parlamento andaluz, el PSOE-A cuenta con "la misma representación" y "el mismo peso" que antes de las elecciones autonómicas de 2015