Suspendida de empleo una cuidadora por supuesto maltrato a una mujer dependiente en Córdoba

Contador
Publicado 06/10/2017 17:26:07CET

CÓRDOBA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una empleada del servicio de ayuda a domicilio de Córdoba ha sido suspendida de empleo tras la denuncia interpuesta por una familia al detectar que su madre, una usuaria de 76 años con deterioro cognitivo vascular, era víctima de supuestos malos tratos.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes municipales y ha adelantado 'Diario Córdoba', al tiempo que precisan que "la suspensión de empleo fue automática e inmediata" por parte de la empresa Clece, que gestiona la ayuda a domicilio en Córdoba.

Ante ello, el Ayuntamiento le ha pedido a la empresa "un documento formal con el informe de todo lo sucedido", a la vez que detallan que "una trabajadora social de Servicios Sociales acudió personalmente al domicilio de la afectada para interesarse, hablar con los familiares y en definitiva prestarle toda la atención inmediata posible".

Según figura en la denuncia, presentada el miércoles ante la Policía Local, la afectada tiene reconocido el grado máximo de dependencia por parte de la Junta de Andalucía y recibe una asistencia domiciliaria de tres horas diarias de lunes a viernes en las que una persona acude a su domicilio para levantarla, asearla y limpiar ciertas zonas de la vivienda.

Dicho servicio estaría siendo atendido por una misma empleada desde que se le reconoció el derecho, hace ahora unos dos años. La familia "empezó a observar este verano que su madre tenía altibajos emocionales, arrancando a llorar sin motivo aparente, sin poder explicarse qué le ocurría debido a su enfermedad", un deterioro cognitivo bascular parecido al Alzheimer que le impide comunicarse de forma inteligible.

Asimismo, observaron la presencia de lesiones en la piel sin poder explicarse cómo se las había hecho y ante las sospechas de que pudiera estar siendo víctima de maltrato, la llevaron al médico hasta en cuatro ocasiones. Los facultativos tampoco pudieron explicar cómo, sin moverse, podía llegar a lesionarse ella sola.

Sin embargo, el miércoles, una persona se escondió en una habitación para grabar el trato que recibía la mujer, registrando el sonido de la cuidadora propinando un guantazo a la anciana, tras lo cual fue interpuesta la correspondiente denuncia.

LA INVESTIGACIÓN

Mientras, la empresa Clece ha informado de que "una vez conocidos los hechos por el equipo de coordinación se ha procedido a abrir expediente disciplinario, conforme a lo establecido en el convenio colectivo vigente", y "como medida cautelar, se ha suspendido de empleo, que no de sueldo, a la trabajadora, en tanto en cuanto se esclarecen los hechos, todo ello dentro del marco legal vigente, que dará lugar a las acciones oportunas".

De igual modo, se ha puesto a disposición de la usuaria "los medios de apoyo necesarios para paliar su actual situación". La hija de la afectada ha confirmado que su madre cuenta ya con otra persona y que el Ayuntamiento, gestor de este servicio, le ha comunicado que también está investigando lo ocurrido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies