Teresa Rodríguez llama a "conjurar los males de Andalucía", empezando por la corrupción de PP y PSOE

Rodríguez entre el director de Diario Córdoba y el parlamentario David Mosco
EUROPA PRESS
Publicado 20/02/2018 13:44:51CET

CÓRDOBA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha hecho este martes un llamamiento para "conjurar los males de Andalucía", empezando por el de la corrupción, que entiende, como ha señalado en un artículo "el antiguo diputado en el Parlamento andaluz de Los Verdes Paco Garrido", que es de dos tipos, la "vampírica", que correspondería al PP, y la "mafiosa", que correspondería al PSOE.

Así, según ha señalado Rodríguez en la capital cordobesa durante un acto organizado por 'Diario Córdoba', el "modelo de corrupción de Drácula" estaría "vinculado al PP" y consistiría en "chupar la sangre de los bienes y los servicios públicos por la vía de la privatización" y donde es "frecuente el enriquecimiento personal" de los presuntos corruptos, "donde se vampiriza privatizando", siendo ejemplos de ello los casos "Gürtel, Púnica o Lezo, y donde suele haber un incremento patrimonial".

En cuanto a la corrupción en el PSOE, que en Andalucía Teresa Rodríguez ha vinculado al caso de los ERE, "en el artículo de Paco Garrido se habla en términos de la mafia", pues "se trata de la construcción de una red clientelar, con microcorruptelas y microbeneficios", ya que "las cantidades son siempre menores", con lo que "se trata de una especie de corrupción más democrática, más popular", pues los presuntos corruptos no se enriquecen con ella y no viven "en el Barrio de Salamanca, como Bárcenas", sino en barrios populares o pueblos, y crean una "red de clientelismo".

En este punto, la líder de Podemos en Andalucía se ha referido a un libro de Carlos Arenas que dedica un capitulo al clientelismo, "que hace ineficientes las políticas públicas", con una "estructura de recompensa a la baja productividad", lo que está dando lugar a una generación "que se esfuerza más por conseguir un enchufe" que por formarse.

Por eso, el ejercicio de la política, a juicio de Rodríguez, "tiene que estar especialmente vigilado", con sueldos más bajos y evitando las "prebendas y privilegios", con limitación de mandatos, pues la política "no debe profesionalizarse", con lo que también es necesaria "la revocabilidad de los cargos electos" ante casos de corrupción.

Con este escenario, en Podemos Andalucía, según ha resaltado Teresa Rodríguez, no son "patriotas de partido", pues no quieren que Podemos "sobreviva 140 años, como el PSOE", sino usar "el caudal de cambio que empezó el 15M" y transformarse "las veces que sean necesarias", en pos de de la confluencia, para "generar un nuevo espacio donde otros quieran compartir un espacio alternativo y de cambio".

Ello incluye, además, a los socialistas, pues las "escuelas, hospitales, centros de salud y centros de mayores" en Andalucía, según ha reconocido Teresa Rodríguez, "vinieron de la mano de un PSOE" que, sin embargo, en los últimos tiempos "va degenerando", de la mano del "susanismo", dando lugar a un nuevo tipo de militantes del PSOE, que "se han criado en la sede", que "no han militado en UGT" y que no han luchado en la calle por derechos, razón por la que los auténticos socialistas, en su opinión, pueden llegar a "un proceso de confluencia" con Podemos.

PROYECTO ALTERNATIVO

A este respecto, Teresa Rodríguez ha concedido que "el cambio es difícil", pues "no solo hay que tener un programa solvente y realizable, sino tener la correlación de fuerzas suficiente", lo que quiere decir que en Podemos no tienen "la solución a los problemas a corto plazo", pero sí que cuentan con la "voluntad" firme para "cambiar la realidad", en base a "un proyecto de sociedad alternativo", ya que el miedo de la dirigente de Podemos en Andalucía es que "la siguiente generación se acostumbre a vivir sin derechos", de modo que, antes de eso "hay que ponerse de acuerdo y plantear una alternativa".

En relación con ello, Teresa Rodríguez ha indicado que "el modelo de crecimiento de Andalucía" muestra que "no estamos en la antesala del desarrollo, sino que somos su cuarto trastero", entre otras razones por la dependencia de "la agricultura intensiva", y dado que al hablar de industrias en Andalucía hay que referirse a El Cabril, "las petroleras y cementeras", es decir, "las industrias que otros no quieren".

De hecho, en Andalucía "la inmensa mayoría de los contratos están vinculados a los servicios y a la agricultura intensiva", con "bajos salarios y poco valor añadido", a lo que se suma el reflote de la construcción en la Costa del Sol, con lo que, en opinión de la coordinadora de Podemos Andalucía, se está volviendo a las prácticas económicas, financieras y empresariales que llevaron a la crisis.

Así, según ha argumentado Teresa Rodríguez, la recuperación pasa por la inversión pública, con una "apuesta por el ferrocarril" y por las energías "renovables", además de "por la innovación y por la economía social", lo que implica respaldar a "las cooperativas, las pymes y los autónomos".