Trabajadores de la aeronáutica Navair denuncian a la empresa por cierre patronal y ser despedidos sin avisar

Publicado 16/03/2018 17:36:23CET

SEVILLA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la empresa aeronáutica Navair han presentado una demanda ante el juez contra los responsables de la empresa por cierre patronal y por ser despedidos sin previo aviso, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales y de los trabajadores

Las fuentes han precisado que el pasado viernes los trabajadores, "tras una semana de vacaciones forzosas", acudieron a la empresa y vieron que ésta estaba cerrada, "y nos dijeron que Navair no estaba ahí y que ya no teníamos que venir más", por lo que se concentraron ante las puertas de la sede, ubicada en el Parque Tecnológico Aerospacial de Andalucía, Aerópolis, en La Rinconada (Sevilla).

Asimismo, las fuentes han apuntado que "nos dicen que el domicilio social ha cambiado y que ahora está en el domicilio particular de unos de los antiguos socios de la empresa".

Ante esa situación, los trabajadores esta semana han acudido a la Inspección de Trabajo y a presentado una demanda judicial por despido "para que al menos nos echen y podamos cobrar el paro, pues no nos han dado ni carta de despido". En ese sentido, el acto de conciliación por la demanda judicial está previsto para el 13 de abril.

Las fuentes han precisado que "somos unos 24 trabajadores los que nos hemos quedado fuera, contando varios que llevaban varios meses sin trabajar por medidas de ajuste, y que ahora deberían volver". Han apuntado que algunos han aceptado quedarse dentro d la nueva empresa "pero han perdido su antigüedad".

LITIGIOS ENTRE PROPIETARIOS

Por su parte, uno de los socios mayoritarios de Navair, Alberto Simon, ha explicado a Europa Press que mantienen un litigio con la actual presidenta de Navair, Pilar Ruiz, de forma que en 2016 "interpusimos una querella criminal y una querella civil contra los actuales dirigentes del consejo, tanto Pilar Ruiz y como su marido, Javier López Rubio, que es consejero y secretario del consejo".

Simon ha explicado que el pasado 23 de febrero se ha celebrado juicio en el Juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla "donde han quedado impugnados todos los intentos de aumento de capital, operaciones, cambios en el consejo" y donde "los denunciados se tuvieron que allanar", tras lo que Simon ha asegurado que "a partir de ese momento se han precipitado los acontecimientos y los nuevos dueños han emprendido una huida hacia adelante, mintiendo al decir que ha cambiado la sede social cuando no es cierto".

"Nos dicen que el local ha sido vendido, por lo que hemos tenido que ampliar nuestra demanda, por venta de activos de forma ilegal", ha añadido Simon, quien apunta que "todo está judicializado y se está llevando en los juzgados de Sevilla".

Simon ha lamentado que pese a ser socios mayoritarios "llevamos 14 meses sin poder acceder a la compañía, nos impiden proceder en nuestras funciones" y considera que los nuevos responsables "están acometiendo una estafa a nivel brutal".

"Los nuevos responsables de la empresa han perdido el juicio, pero se han quedado con los activos, y encima hay pedidos paralizados y piezas que no quieren devolver", ha aseverado Simon, quien ha dejado claro que su idea es "volver para intentar salvar los puestos de trabajo y recuperar los activos de la compañía, cifrados en más de diez millones de euros, que se han logrado llevar".

Asimismo, han apuntado que los nuevos responsables "han presentado preconcurso de acreedores, sin notificar al resto de socios".

Simon ha anunciado que el Juzgado de lo Mercantil 1 ha acordado la celebración de una junta de accionistas de Navair para el 28 de marzo, para hablar de la situación financiera de la empresa y sobre la responsabilidad social de los actuales responsables de la empresa, ante lo que Alberto Simon tiene la intención de "volver para ser de nuevo presidente".