Tres jóvenes condenados a cárcel por agresiones a Guardia Civil y Policía Local en Baena

Coche de la Guardia Civil
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 23/03/2018 15:14:51 CET

BAENA (CÓRDOBA), 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La autoridad judicial ha condenado tras la celebración de un juicio rápido a varios meses de prisión y multas a tres jóvenes, que también deberán indemnizar a cuatro agentes de la Guardia Civil y una de la Policía Local, a quienes agredieron y causaron lesiones en la localidad cordobesa de Baena, motivo por el que fueron detenidos.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota, los tres hombres, de edades comprendidas entre los 27 y 30 años de edad, han sido detenidos como autores de los delitos de atentado a los agentes de la autoridad, lesiones, daños y, a uno de ellos, además, como autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo bajo los efectos del alcohol.

En concreto, la Guardia Civil observó durante un servicio desarrollado sobre las 2,00 horas del día 19 de marzo en Baena, fecha en la que se celebraba la conocida tamborrada del Día de San José, un vehículo cuyo conductor circulaba de forma irregular, llegando incluso, al detectar el vehículo policial, a efectuar una maniobra de marcha atrás en el que golpeó el mobiliario urbano.

Ante ello, pararon el vehículo y comprobaron que el turismo estaba ocupado por tres varones, todos ellos con evidentes síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol.

La prueba de alcoholemia practicada al conductor del vehículo, con el apoyo de una patrulla de la Policía Local de Baena, confirmó que el mismo "casi cuadruplicaba" la tasa mínima de alcohol en aire espirado.

Una vez confirmado el positivo, los tres individuos comenzaron a mostrar un comportamiento violento y hostil hacia los agentes.

En un primer momento, "la hostilidad se tradujo en violencia verbal, dirigiendo todo tipo de amenazas e insultos a la fuerza allí desplegada, y en pocos instantes, esta violencia derivó en agresión física".

Así, los tres sospechosos supuestamente comenzaron a empujar y golpear a dos de los guardias civiles, por lo que los agentes que integraban el dispositivo los detuvieron. En el transcurso de la actuación, cuatro agentes de la Benemérita y una agente de la Policía Local resultaron con heridas leves, por contusiones y erosiones en extremidades y cuerpo.