El ex alcalde de Baena acusa al Ayuntamiento de urdir un montaje para acusarle de estafa

Actualizado 17/06/2009 20:33:04 CET

BAENA (CÓRDOBA), 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ex alcalde comunista de Baena (Córdoba) y promotor, Carlos Arenas, que prestó hoy declaración en el Juzgado Primera Instancia e Instrucción único de Baena imputado de un presunto delito de estafa, aseguró que dicha acusación "falsa" de un particular contra él responde a "un montaje urdido por el Ayuntamiento" baenense, que gobierna el PSOE.

En declaraciones previas a su paso por el juzgado, Arenas aseguró que, de hecho, al particular que se ha querellado contra él "hasta le prestan los abogados que el Ayuntamiento tiene contratados para llevar los casos de las facturas falsas y del urbanismo", cuando, precisamente, fue Arenas, junto con su mujer y concejala de IU, María Jesús Muñoz, y un ex vigilante municipal de obras, quienes, con sus denuncias, dieron origen en 2007 a dicho caso del urbanismo de Baena, en el que están imputados cuatro ex concejales del PSOE, un edil socialista y una funcionaria municipal de Urbanismo, aunque ésta última falleció en accidente de tráfico el pasado mayo.

En cualquier caso y respecto a la acusación que se le hace, Arenas reconoció que, "hace unos siete años", el querellante, "para unas obras que estaba haciendo en el campo, el Ayuntamiento le solicitó que presentara un proyecto" y el ex alcalde, en su calidad de ingeniero industrial, se lo hizo.

Pero ahora, el parcelista "viene a decir que todo fue un montaje", entre Arenas y su mujer, "para sacarle un dinero y legalizar esa obra, cuando en Baena hay entre 200 y 300 chalés ilegales y parece que éste es el único al que yo he ido para ver si se lo legalizaba, por 300.000 pesetas, según dice, lo cual también es mentira", porque el querellante le pagó "por la redacción del proyecto de un nave", mientras que "el Ayuntamiento le ha permitido hacer las obras que ha querido y tiene allí un chalé de más de 200 metros cuadrados".

CASO DEL URBANISMO

La citación de hoy de Arenas en el juzgado baenense tiene relación indirecta con el caso del urbanismo de Baena (Córdoba), que surgió de la denuncia que presentó en 2007 el propio ex alcalde baenense, su mujer y un ex vigilante municipal de obras, por las presuntas irregularidades urbanísticas supuestamente consentidas o amparadas y permitidas, entre los años 2002 y 2004, por el gobierno municipal socialista, pero resulta que el dueño de una las edificaciones objeto de dicha denuncia es el que ha presentado la querella por estafa contra Arenas que hoy le ha llevado a declarar en calidad de imputado.

En la querella de este propietario contra Arenas, a la que ha tenido acceso Europa Press, se detalla que el Ayuntamiento, ya gobernado por el PSOE, le paralizó las obras de una casa que construía sin licencia en una parcela no urbanizable. Fue entonces, en octubre de 2002, cuando Arenas le avisó que el Consistorio iba a sancionarle por dicha obra ilegal, suponiendo el ahora querellante que el ex alcalde, que ejercía entonces su profesión de ingeniero industrial, sabía eso porque su mujer y ahora edil de IU, María Jesús Muñoz, era entonces funcionaria municipal adscrita a Urbanismo.

Arenas le ofreció como solución redactarle un proyecto de construcción de edificación rural para usos agrícolas, con la promesa de que eso le permitiría obtener la preceptiva licencia de obras y legalizar lo construido. Es decir, el ex alcalde le hizo tal oferta, "dada su capacitación técnico-profesional y experiencia, a sabiendas de que en la parcela afectada no era posible realizar una actuación urbanística alguna".

Por ese proyecto el propietario de la parcela dice que pagó a Arenas unas 270.000 pesetas, pero no sólo no consiguió la licencia de obras, sino que en 2005, finalmente, el Ayuntamiento le impuso una sanción de 11.812 euros, "por la ejecución de construcción de tipo residencial en suelo no urbanizable y no legalizable".

El afectado se resignó entonces a la pérdida del dinero que ya entregó a Arenas por el proyecto, "aún cuando no consiguió con su pago el fin que pretendía", pero "recientemente fue abordado" por el ex alcalde en un supermercado de Baena, "requiriéndole unas 50.000 pesetas" que, según Arenas, aún le debía "del fallido proyecto". Ello llevó al propietario a presentar la querella por estafa contra Arenas, "para no dejar impune el engaño sufrido" e intentar recuperar el dinero que le abonó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies