Le conmutan 17 meses de cárcel por 1 año de trabajo social tras estafar a una veintena de asegurados

Publicado 04/01/2016 18:08:41CET

JAÉN, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Jaén ha conmutado una pena de 17 meses de cárcel por un año de trabajos en beneficio de la comunidad a un hombre condenado por estafar casi 10.600 euros a una veintena de clientes que le contrataron y le abonaron en metálico los seguros de sus coches, motos y camiones, sin que su dinero fuera a parar a las compañías aseguradoras ya que se lo quedaba el acusado. Además, V. A. R. P. deberá abonar una multa de 540 euros.

Los hechos, según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, se remontan a 2009 y 2010 cuando el acusado en calidad de agente mediador de tres compañías aseguradoras y con oficina en Alcalá la Real "simuló la contratación de numerosas pólizas de seguro de automóviles". De esta forma, generó en los clientes "la creencia errónea de que sus vehículos estaban correctamente asegurados".

El acusado les cobraba en metálico y "les hacía entrega de la póliza y de los correspondientes recibos de cobro firmados por el acusado". Sin embargo, dice la sentencia, el acusado "no tenía intención alguna de liquidar los importes percibidos a las correspondientes compañías aseguradoras, sino que procedía a incorporar a su patrimonio el dinero obtenido de tales clientes, lo que conducía a que posteriormente las compañías aseguradoras anulasen las pólizas concertadas por impago".

En algunas ocasiones el acusado facilitaba a la compañía aseguradora un número de cuenta errónea a sabiendas y en otras ocasiones directamente no les comunicaba a las compañías la existencia de la póliza emitida.

Así estafó a más de una veintena de clientes que le pagaban en mano cantidades que iban desde los 125 euros a los 1.034 euros. El hecho de que algunos de los clientes hicieran uso de su seguro y se encontraran con que no estaban asegurados fue lo que destapó este caso que ha sido ahora juzgado y que se ha cerrado con una condena por conformidad de 11 meses de prisión por un delito de estafa y otros seis meses más de cárcel por el delito de falsedad documental.

No obstante, la magistrada suspende y la conmuta por un año de trabajos en beneficio de la comunidad atendiendo al atenuante muy cualificado de reparación del daño ya que el acusado ha devuelto el dinero a todos aquellos afectados que reclamaron y también se ha puesto al día con las compañías aseguradoras. Además, la magistrada tiene en cuenta que si bien el penado tiene antecedentes penales no cancelados, no se trata de un reo habitual. La suspensión de la pena está condicionada a que el penado no vuelva a delinquir en un periodo de dos años.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies