Reconocen el derecho a un cabo de la Guardia Civil a ser destinado como jefe del Puesto de Córdoba

Actualizado 24/02/2009 16:05:28 CET

CÓRDOBA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha reconocido el derecho de un cabo primero de la Guardia Civil a ser destinado como jefe del Puesto de Córdoba y a percibir una cuantiosa indemnización, según informó la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en un comunicado.

En mayo de 2002 la Dirección General de la Guardia Civil acometió una reorganización de diversas unidades y especialidades, que conllevó la eliminación de algunos puestos de trabajo y se declaró "excedente" al personal afectado, siendo uno de los mismos el cabo 1º destinado en ese momento en el Servicio de Material Móvil de la Comandancia de Córdoba.

El citado personal adquirió derecho preferente para ocupar las vacantes anunciadas, y en uso de dicha preferencia el cabo 1º referido solicitó la vacante de Comandante del Puesto de Córdoba --Seguridad Ciudadana--, pero la misma fue adjudicada a otro componente cuya preferencia era menor. Por ello, el afectado elevó recurso de alzada ante la secretaría de estado de seguridad, órgano que desestimó su solicitud y confirmó la decisión de la dirección general.

Al no estar conforme y asesorado por los servicios jurídicos de AUGC, interpuso recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el cual ha dictado sentencia estimando el recurso planteado y ordenando que se le adjudique la vacante que se anunció para el Puesto de Córdoba como comandante de Puesto, así como que se abonen las retribuciones que debió percibir, más los intereses legales correspondientes.

El cabo 1º ya se encuentra desempeñando sus funciones como comandante del Puesto de Córdoba, y ahora la administración deberá indemnizarle por una cuantía total que puede ser de unos 36.000 euros, correspondiente a diversos complementos retributivos que no ha percibido durante los años 2002 a 2008.

Según AUGC, "la sentencia dictada por el TSJM pone fin a la injusta y perjudicial situación que ha venido soportando el afectado durante más de seis años, porque a los perjuicios económicos descritos debe añadirse que al no asignársele la vacante de Córdoba se vio obligado a pedir destino en la provincia de Ciudad Real".