El TSJA obliga a la Alhambra a proteger a la plantilla de inclemencias meteorológicas "extremas"

Alhambra desde el Generalife
PATRONATO DE LA ALHAMBRA - Archivo
Actualizado 21/03/2018 17:16:26 CET

GRANADA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado al Patronato de la Alhambra y el Generalife a adoptar las medidas necesarias para proteger a sus trabajadores de la exposición a "condiciones ambientales extremas" en la Plaza del Palacio de Carlos V o en el pabellón de acceso al recinto, entre otros lugares de trabajo.

En una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el TSJA ha desestimado el recurso que la dirección de la Alhambra presentó contra una resolución previa del Juzgado de lo Social 6 de Granada que ya dio la razón a CSIF, que en octubre de 2016 interpuso una demanda denunciando las condiciones a las que quedaban expuestos los trabajadores en el monumento.

Esta resolución, confirmada ahora por la Sala de lo Social del TSJA, insta a la Alhambra a adoptar sin demora las medidas necesarias en diversas zonas de trabajo, incluyendo los Palacios Nazaríes, el Salón de Embajadores, el Mirador de Daraxa o la Sala de Dos Hermanas, "de especial singularidad por su posible penosidad ante corrientes frías en invierno".

Así, mantiene que en ninguno de los lugares de trabajo indicados por el sindicato "existe impedimento alguno que evite el ejercicio del derecho a la salud, a la integridad física y psíquica y a la dignidad de trato a todos los trabajadores que prestan sus servicios" en el monumento, "uno de los más ricos del patrimonio artístico cultural".

En definitiva, advierte en la sentencia, "estos trabajadores no pueden ser mantenidos en condiciones de temperaturas, fríos, o humedades extremas, de cambios bruscos de temperatura, de corrientes de aire molestas, de olores desagradables, de irradiación excesiva y, en particular, de la radiación solar a través de ventanas, luces o tabiques acristalados".

Por ello, el juzgado condena al Patronato a adoptar "inmediatamente las medidas técnicas necesarias, bien mediante la construcción o recepción de garitas o cabinas o habitáculos adecuados a las exigencias expresadas, o con la instalación de mecanismos de ventilación, calefacción o depuración de malos olores, imprescindibles para que los ambientes de trabajo se ajusten rigurosamente" a la legalidad.

También llama a aplicar "las medidas organizativas necesarias en los puestos itinerantes, al menos durante tiempo de lluvia, nieve o similares".

La responsable del Sector de Administración General de la Junta de Andalucía de CSIF Granada, María Teresa Merlo, ha mostrado su satisfacción "ante una sentencia pionera que definitivamente ampara a la plantilla, que podrá desarrollar su labor de control, seguridad y protección del monumento en unas condiciones dignas, sin tener que soportar situaciones extremas de frío, calor, heladas, humedad, corrientes de aire o lluvia así como ruidos y malos olores en determinados puntos como el Atrio.

Hasta el momento, la nueva dirección del Patronato ha facilitado taburetes ergonómicos y determinado vestuario (sombrero, gafas) a la plantilla, implementando asimismo un protocolo de movilidad ante inclemencias.