UGT-A exige un permiso retribuido mínimo de dos meses para víctimas de violencia de género

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

UGT-A exige un permiso retribuido mínimo de dos meses para víctimas de violencia de género

Publicado 22/11/2016 14:45:21CET

Además, y entre las medidas exigidas para "erradicar" la violencia machista, exige que bajas médicas por esta causa se retribuyan al 100%

SEVILLA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Andalucía, Cristina García, y la secretaria de de Igualdad y Salud Laboral de FeSP- UGT Andalucía, María Acosta, han presentado en Sevilla las propuestas de UGT para acabar con la violencia de género y proteger a las víctimas en el ámbito laboral. Entre estas medidas, el sindicato exige un permiso retribuido mínimo de dos meses para las víctimas y que las bajas médicas por esta causa se retribuyan al cien por cien.

"Este año llevamos tres muertes por violencia de género en nuestra comunidad, ya van 25 huérfanos por este motivo. Desde UGT consideramos que la violencia de género es un problema de primer orden y por ellos proponemos un pacto de Estado en el que participe las administraciones públicas, los partidos políticos, los agentes sociales y el conjunto de toda la sociedad, pero que esté dotado con el presupuesto necesario para que funcione y sea eficaz", ha señalado, según un comunicado, Cristina García.

Según la responsable sindical, "desde UGT Andalucía exigimos que se mejoren los derechos laborales para las víctimas de violencia de género, para que esta situación afecte lo menos posible a su desarrollo profesional y que esto le garantice su independencia económica". Además, señala que "es muy importante que las víctimas de acoso laboral y por razón de sexo tengan los mismos derechos que las demás víctimas de violencia de género".

"En el marco laboral, exigimos un permiso retribuido mínimo de dos meses para las víctimas, medidas para que las ausencias no perjudiquen económica y laboralmente a las víctimas, y que las bajas médicas por esta causa se retribuyan al 100%". También piden que "se hagan campañas de sensibilización y formación en el ámbito laboral, el fomento de los recursos jurídicos, especializados y gratuitos y, por supuesto, programas para la prevención de violencia de género desde la coeducación", ha señalado.

Según ha indicado la responsable regional de Igualdad, "pedimos políticas activas de empleo que faciliten a las víctimas su acceso al mercado laboral, con empleos de calidad, ya que esto les da independencia económica que es fundamental para salir de la situación en la que se encuentran. Exigimos tolerancia cero contra la violencia de género en las empresas, es muy importante trabajar contra el acoso sexual y el acoso por razón de sexo que en el ámbito laboral es la manifestación más frecuente de este tipo de violencia".

"En conclusión, UGT Andalucía se compromete a luchar contra la violencia de género en su acción sindical diaria, formando y dotando a los delegados y delegadas para que en los centros de trabajo puedan ayudar a combatir la violencia de genero", ha concluido la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Andalucía.

Por su parte, María Acosta señala que "desde FeSP-UGT queremos alzar la voz y reclamar medidas necesarias para acabar con esta lacra. Por ellos, pedimos, entre otras cuestiones, programas de evaluación, ajuste y corrección de las políticas públicas de protección a la víctima y sus protocolos de funcionamiento, que se garantice el presupuesto de las políticas de protección contra la violencia de género, recuperando el 26%". Además, indica que quieren "un refuerzo de las políticas de sensibilización en el marco educativo, jurídico, sanitario, social y cultural y que se desarrollen programas específicos para aquellas mujeres que por su situación pueden vivir situaciones de más vulnerabilidad, como son las migrantes".

"Hay que desarrollar protocolos coordinados de actuación en todos los niveles educativos para actuar ante situaciones de violencia de género entre iguales o en el marco familiar y cumplir con los compromisos internacionales, desarrollando el Convenio de Estambul que obliga a ampliar la Ley de Violencia de Género a otras formas de violencia perpetradas contra las mujeres por el mero hecho de serlo", ha señalado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies