UGT-A pide más inspecciones de trabajo en el campo al ver que se multiplican las exportaciones y disminuyen las peonadas

Emilio Terron y Manuel Jiménez.
EUROPA PRESS/UGT-A
Publicado 05/04/2017 15:17:22CET

SEVILLA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT en Andalucía ha exigido este miércoles más inspección de trabajo al comprobar que se multiplica el número de exportaciones de productos agrarios y disminuyen las peonadas, al mismo tiempo que ha reclamado que no se paralicen los fondos del Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA).

Así lo han señalado el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT-A, Manuel Jiménez, junto al secretario del sector agrario y manipulado hortofrutícola de FICA UGT, Emilio Terrón.

Jiménez ha advertido de que el PFEA "todavía no se ha presentado en Andalucía", porque "se convocó una reunión, pero, finalmente, se ha quedado 'sine die'". Como consecuencia de esto, los proyectos en los ayuntamientos del plan de empleo rural están "paralizados", lo que provoca "gran inquietud" para los trabajadores del campo.

En este sentido, ha considerado que se trata de "una maniobra" ligada a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). "El delegado del Gobierno en Andalucía pretende que esto se demore en el tiempo y no estamos de acuerdo con esa situación, porque de su aprobación dependen las mejoras que se pretenden hacer en los ayuntamientos", ha afirmado.

Según Jiménez, "ya debían estar puestos en marcha los consejos provinciales y comarcales, para presentar los proyectos de acondicionamiento y todo esto se mantiene paralizado".

"El campo andaluz crea un ocho por ciento del PIB de nuestra comunidad y un once por ciento de empleo. En 2016 se declararon 30 millones de peonadas y en 2015, 36 millones. Sin embargo, las exportaciones suben exponencialmente, casi se han duplicado en los últimos siete años y tiene el efecto contrario, hay más exportaciones, pero hay muchas menos peonadas. Esto es una clara evidencia del fraude enraizado que sufre el campo andaluz", ha señalado.

De esta manera, ha reclamado una inspección de trabajo especializada en la materia. "No se pueden dar de alta a los trabajadores el primer día y cuando termina la campaña es cuando te contabilizan las peonadas, entendemos que hay que marcar otra serie de medidas, hay gente que hecha 40 y luego solo se les declara tres o cuatro, esto es un fraude sustancial", ha insistido.

Así, ha exigido más controles por parte de la Administración andaluza y ha reclamado un "gran pacto por el campo andaluz", donde las organizaciones sindicales de clase, las políticas y las propias administraciones se puedan regular y que sirva para dignificar el campo.

Al hilo de esto, Jiménez ha mostrado su deseo de que el Pacto por la Industria, que se firmó en enero, desarrolle lo que tiene que ser de verdad el sector agrícola andaluz. "Tenemos la materia prima, somos los que cultivamos, pero vemos cómo se trae mano de obra de fuera, al final ese valor añadido que tendría que quedarse aquí se lo llevan otras regiones", ha indicado.

PFEA

Por su parte, Terrón ha explicado que el pasado 15 de marzo el sindicato fue convocado para el reparto del PFEA y constataron que la partida sería de un 80 por ciento, 118 millones de euros, punto que rechazan. Además, alertaron que "desde 2011 no había habido ningún tipo de subida salarial ligado a este programa, porque se basa en la subida del Iprem, y, por tanto, y exigen que sea en base al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), podrían ser 20.000 jornadas más si se equiparara".

"El RD939/97 está antiguo, se le da prioridad a los trabajadores que perciben la renta agraria y luego a los del subsidio. Hay familias que reciben la renta y trabajan todos los años y los que cobran el subsidio trabajan cada ocho años, esto es una desigualdad, que no puede seguir así", ha dicho Terrón.

"Queremos que se desbloquee el dinero de estas partidas, ni hay reparto ni hay dinero, así que mucha gente no tendrá las jornadas suficientes para pedir las prestaciones, no puede haber esa discriminación entre los trabajadores que cobran subsidio y los que cobran renta agraria", ha alertado.

UGT-A ha recordado que el censo agrario en Andalucía está cerca de las 320.000 personas y, en el ámbito del campo andaluz, hay unos 550.000 trabajadores vinculados a él, con lo cual "la paralización de los fondos tendrá un gran impacto para nuestra tierra", ha finalizado Jiménez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies