UGT reclama asistencia médica permanente en la prisión de Jaén tras la muerte de un interno

Publicado 08/06/2017 11:24:57CET

JAÉN, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

UGT reclama asistencia médica permanente en la prisión tras la muerte por una crisis cardiaca de un interno, de 70 años, que, según el sindicato, se produjo sin que pudiera llegar a ser asistido por los servicios sanitarios ya que el médico de la cárcel y la ATS se encontraban de guardia localizable y no pudieron llegar a tiempo al centro penitenciario.

El delegado de UGT en la cárcel de Jaén, Vicente Fraile, ha indicado a Europa Press que fue en noviembre de 2012 cuando la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias eliminó las guardias médicas permanentes a la cárcel de Jaén, así como a otros centros penitenciarios de similares características de otras provincias.

Las guardias permanentes de un médico y un ATS se cambiaron por guardias localizables que se extendían de lunes a viernes, desde las 22,00 horas a las 8,00 horas. Durante el fin de semana sí que se mantienen las guardias médicas en la prisión. Cuando no hay personal médico en la prisión es el funcionario de vigilancia el encargado de seguir un protocolo y demandar sus servicios si así se estima necesario.

"El funcionario de vigilancia no tiene conocimientos médicos, está totalmente inseguro de lunes a viernes", ha señalado Fraile, que ha recordado que la prisión se encuentra a 13 kilómetros de Jaén capital, por lo que la presencia del personal médico, una vez que es alertado, tampoco es inmediata.

Por todo ello, UGT llevará este tema a la junta de personal de funcionarios de Estado en la provincia y remitirá escritos tanto a Instituciones Penitenciarias como a la Dirección Provincial de la cárcel para pedir que se restituyan las guardias médicas con presencia permanente durante todos los días de la semana.

"RECORTE" DE LAS GUARDIAS

Fraile ha insistido en que desde noviembre de 2012 que se impuso "el recorte" de las guardias han sido "muchos" los incidentes ocurridos en prisión, pero sólo este registrado en la madrugada del miércoles se ha saldado con la muerte de un interno que alertó el mismo desde su celda de que se encontraba mal, pero al que finalmente no se le pudo prestar una asistencia médica inmediata.

Aunque ante la urgencia de la situación fueron debidamente alertados los servicios de emergencia 061, estos no pudieron hacer nada por salvar la vida del interno. "Desde UGT creemos que una guardia sanitaria permanente, que ha sido, por otra parte, la tradicional forma de prestar este servicio desde la inauguración del centro; ayudaría a evitar este tipo de muertes en el interior de los centros penitenciarios", ha señalado Fraile.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies