La Unidad de Policía adscrita a la Junta realiza hasta junio más de 140 actuaciones relacionadas con menores

Actualizado 17/12/2013 20:59:30 CET

Los agentes especializados han intervenido durante el primer semestre de este año en 40 casos para evitar el absentismo escolar

CÓRDOBA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Autónoma ha llevado a cabo 148 actuaciones en la provincia de Córdoba relacionadas con menores de edad durante el primer semestre de este año, según el balance del área de este cuerpo policial dependiente de la Consejería de Justicia e Interior.

Según ha informado la Junta de Andalucía, estos agentes especializados en la protección de menores intervienen para evitar el absentismos escolar y ante situaciones flagrantes de riesgo y desamparo, siempre y cuando los mecanismos institucionales y familiares no pueden garantizar la protección de los menores en casos de especial conflictividad o gravedad.

Este equipo policial ha tenido que intervenir durante los seis primeros meses de 2013 en un total de 40 casos contra el absentismo escolar de menores de edad en la provincia de Córdoba, un problema que en algunos casos ha concluido con la imputación de los padres o tutores como presuntos responsables de un delito contra los derechos y deberes familiares.

Los agentes de la Unidad adscrita realizan patrullas preventivas en horario escolar para la localización de menores ausentes de los colegios, así como inspecciones periódicas en zonas con un mayor índice de absentismo escolar. En los casos en los que se determina que un menor no acude al centro educativo, la Policía informa a los padres o tutores de la obligación que tienen de velar por la asistencia regular a clase y de las consecuencias, incluso penales, que puede conllevar su incumplimiento.

Cuando se detecta una situación de absentismo y el menor está en compañía de sus progenitores, los agentes lo comunican a la Delegación Provincial de Educación de la Junta. Si el menor se encuentra solo, la Policía lo traslada al centro escolar, poniéndolo en conocimiento de su dirección, y traslada el caso a los Servicios Sociales municipales y al fiscal de Protección de Menores, por si procede la imputación de sus padres o tutores.

Además, este equipo policial especializado adscrito a la Junta ha llevado a cabo, entre enero y junio de este año, la instrucción de un total de 77 informes de protección de menores, ha intervenido en la retirada de 14 menores por orden judicial o administrativa y en el traslado de tres a centros de protección de la provincia de Córdoba.

La labor de los policías adscritos a la Junta refuerza la actuación de los servicios sociales en estos casos, especialmente cuando corren riesgo si intervienen solos, dando cuenta de todas sus actuaciones al Servicio de Protección de Menores de la Delegación Provincial de Salud y Bienestar Social.

De igual modo, el Grupo de Menores de la Unidad dependiente de la Comunidad Autónoma investiga todos aquellos casos que considere necesario el Servicio de Protección de Menores de la Fiscalía, recabando la información necesaria para conocer las condiciones de vida de los menores y poder decidir de esta forma si es necesario adoptar alguna medida de protección, determinando al mismo tiempo cuál es la más adecuada en cada caso.