Unidad de Producción Celular de Granada: La Medalla de Andalucía es un estímulo para seguir con nuevos proyectos

 Hospital Universitario Virgen de las Nieves
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2018 13:56:34CET

GRANADA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Unidad de Producción Celular e Ingeniería Tisular del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, Salvador Arias, ha señalado este jueves que la Medalla de Andalucía supone para todo el equipo un "reconocimiento muy importante" a su labor en el ámbito de la ciencia y les estimula a "seguir adelante con nuevos proyectos".

Arias ha señalado a Europa Press que la noticia le ha cogido "trabajando", pues es dermatólogo y está pasando consulta, por lo que aún no ha podido hablar en persona con el resto de sus compañeros.

La unidad está integrada por nueve personas, pero con ellos colaboran otros servicios del hospital y a su vez trabajan con otros centros como el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde están los pacientes de grandes quemados, y la Universidad de Granada.

Así, Salvador Arias ha hecho hincapié en que esta Medalla de Andalucía supone un "reconocimiento al trabajo de un equipo multidisciplinar integrado por muchas personas", lo cual acogen "con mucha satisfacción". Ha incidido también en el hecho de que esta distinción se produzca en un ámbito como la ciencia, "que está al servicio de la población".

En junio de 2016, y por primera vez en España, se realizó con éxito un trasplante de piel humana basado en un nuevo modelo, que permite la producción de grandes extensiones de piel (6.000 cm2) a partir de pequeñas muestras de la paciente (8 cm2), en un tiempo muy limitado (4 semanas) y con todos los controles de calidad asociados que supone trabajar bajo estándares GMP (Good Manufacturing Practice).

La piel, fabricada en la Unidad de Producción Celular e Ingeniería Tisular del Hospital Virgen de las Nieves de Granada (vinculada también al Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada), incorpora estas dos importantes diferencias respecto a modelos anteriores desarrollados en otros países: se hace en una sala blanca y permite crear superficies extensas.

Ello supone considerarla como un medicamento y realizar múltiples controles de calidad para que llegue al paciente en las mejores condiciones posibles, libre de virus, toxinas o bacterias.

La intervención fue el resultado de varios años de investigación aplicada, liderada por el doctor Salvador Arias, al frente de la Unidad de Producción Celular e Ingeniería Tisular, en el marco de la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas y en colaboración con el Departamento de Histología de la Universidad de Granada (UGR) y la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Plástica y Grandes Quemados del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Actualmente ya se han beneficiado de esta innovación ocho pacientes, dos de ellos pediátricos.

El equipo de la Unidad está integrado por especialistas en medicina bioquímica, biotecnología, farmacia y técnicos de laboratorio con experiencia en la terapia celular y la ingeniería tisular.

En 2014 consiguió que pudiera llevarse a cabo el primer trasplante de córnea artificial en Andalucía, liderando un ensayo clínico pionero a nivel internacional.