Ustea se suma a la huelga feminista del 8 de marzo y convoca huelga general de 24 horas

Publicado 02/02/2018 22:29:46CET

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Ustea ha anunciado en la tarde de este viernes su adhesión a la convocatoria de huelga general feminista del 8 de marzo, tal y como ya hicieron el año pasado con el Paro Internacional de Mujeres.

"Este año desde Ustea convocamos una huelga general de jornada completa, las 24 horas del día 8 de marzo, como ha demandado el movimiento feminista", ha destacado en un comunicado la responsable federal de la Secretaría de Géneros e Igualdad: Espacio Feminista de Ustea, Ana Millán.

En este sentido, la responsable del Espacio Feminista de Ustea ha señalado que con la convocatoria de huelga general, además de dar cobertura legal en todo el territorio andaluz a las trabajadoras que quieran sumarse a la huelga, desde el Espacio Feminista de Ustea están participando de manera activa en la organización de la misma en todas las provincias andaluzas.

Asimismo, Ana Millán ha subrayado que, con esta huelga feminista, "se quiere visibilizar y cuestionar el papel de las mujeres en todas las esferas de la vida y poner de relieve su centralidad en el mundo", al tiempo que han demandado "un equilibrio más justo" en el reparto de tareas asignadas socialmente a hombres y mujeres. Por ello, se han sumado a la huelga feminista desde los ejes laboral, estudiantil, de consumo y de cuidados.

En el ámbito laboral, según ha indicado la responsable del Espacio Feminista de Almería, Pilar López Gómez, pretenden denunciar que la brecha salarial sigue siendo una asignatura pendiente en España, tanto en el empleo público como en la empresa privada. "La falta de apoyo por parte de las administraciones públicas a la conciliación de la vida familiar y laboral hace que las mujeres estén a la cabeza del empleo más precarizado y soporten la doble carga del trabajo productivo y reproductivo", ha destacado.

Por su parte, la responsable de Granada, Antonia Valenzuela Alba, ha reivindicado la importancia de los cuidados en sí mismos, "fundamentales para el sostenimiento de la vida, y que se conviertan en una responsabilidad social, compartida y redistribuida, y no recaiga sólo sobre nosotras".

Además, la responsable del Espacio Feminista de Huelva, Isabel López Lorenzo, ha destacado la toma de conciencia de los jóvenes para revertir los efectos que el sistema patriarcal tiene en la sociedad, es un pilar fundamental.

"Desde los colegios, institutos y universidad debemos exigir que se integre la perspectiva feminista en todas las disciplinas, tenemos que reivindicar el derecho a una educación afectivo-sexual que respete la diversidad y pedimos una coeducación real en todas las etapas educativas, basada en la corresponsabilidad y que permita romper con el techo de cristal a la hora de investigar o promocionar en las universidades, donde a pesar de que las mujeres somos más y estamos mejor formadas que los hombres no ocupamos los puestos de responsabilidad", ha aseverado.

Así, Isabel López Lorenzo ha pedido "una educación pública, laica y feminista" el 8 de marzo y, para ello, "tenemos que parar colegios, institutos y universidades", ha señalado.

Por último, la responsable de Sevilla, Olga Gómez Carrasco, ha apuntado que el movimiento feminista quiere "un modelo económico nuevo, social y ambientalmente sostenible, que defienda a las personas frente al patriarcado y al capitalismo que imponen su lógica de beneficio y acumulación, generando desigualdad, relaciones de poder y destrucción de recursos".

"Defendemos vidas dignas con acceso a todos los recursos en condiciones de igualdad y sostenibilidad ambiental y queremos construir estrategias de consumo alternativo, que respeten nuestros derechos y nuestras vidas", ha resaltado.

"Todo ello sin renunciar a las reivindicaciones de las organizaciones y movimientos que confluyen en los feminismos, el rechazo a las violencias machistas y la denuncia de los feminicidios, el respeto a todas las identidades de género y orientaciones sexuales, la repulsa de la xenofobia o de la situación en la que viven las mujeres inmigrantes", ha sentenciado Ana Millán García.