Varios estudios señalan que las técnicas endovasculares mejoran las perspectivas de cirugía de las arterias ilíacas

Actualizado 17/12/2013 22:41:28 CET

Han sido presentados en el Congreso Internacional del Capítulo de Cirugía Endovascular

GRANADA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Tres estudios desarrollados en el Hospital Universitario de Guadalajara, en el Hospital Arnau de Vilanova, de Lleida, y en el Hospital Universitario Vall d'Hebron, de Barcelona, coinciden en arrojar resultados favorables sobre el empleo de las técnicas endovasculares en la cirugía de las arterias ilíacas.

Estas arterias se sitúan en la pelvis y abarcan la arteria ilíaca común --la rama terminal de la aorta--, la arteria ilíaca externa, que se forma cuando la arteria ilíaca común se bifurca, y es la rama más gruesa, y la arteria ilíaca interna, que se forma cuando la arteria ilíaca común se bifurca, a nivel del perineo, y es la que suministra sangre a los órganos sexuales.

Los tres estudios se desarrollaron sobre muestras muy cortas (13, 10 y 9 pacientes) por lo que sus conclusiones deben considerarse provisionales, a expensas de investigaciones más robustas, pero avalan que se siga avanzando en el empleo e investigación de las técnicas endovasculares en el tratamiento de estas patologías.

Sus conclusiones se han presentado en el Congreso Internacional del Capítulo de Cirugía Endovascular de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular, la cita científica más importante en España sobre técnicas no invasivas en la cirugía de arterias y venas.

El Congreso se está celebrando en Granada desde el 11 al 14 de diciembre, y en él están participando más de 200 especialistas, que están debatiendo y poniendo en común de los últimos avances tecnológicos y profesionales y los resultados de la investigación.

ESTUDIOS

En el estudio del Hospital Universitario de Guadalajara participaron cinco especialistas que analizaron retrospectivamente la evolución de una muestra de 13 hombres con edad media de 78 años, tratados en este centro desde abril de 2007 hasta julio de 2013.

Los pacientes fueron intervenidos con diferentes técnicas endovasculares, concluyendo los autores que "el tratamiento endovascular de los aneurismas aislados de la arteria ilíaca se revela como efectivo y seguro", aunque para ello "resulta importante tener en cuenta la anatomía del aneurisma para determinar qué técnica emplear en cada caso".

Algo más reducida es la muestra y el tiempo de análisis de la investigación presentada por seis especialistas del Hospital Universitario Arnau de Vilanova, de Lleida. Concretamente, el estudio analiza los resultados de la intervención sobre un total de 10 pacientes con oclusión de arteria ilíaca común y externa tratados entre noviembre de 2010 y agosto de 2013 en ese hospital. Hubo dos complicaciones postoperatorias, la permeabilidad primaria fue del 100 por ciento a 6 meses y del 87,5 por ciento a 18 meses.

En sus conclusiones, los autores subrayan que la evolución en habilidades y materiales permite el tratamiento de casos con mayor complejidad técnica, como las oclusiones completas del eje ilíaco. "Con estos resultados, aunque la serie es corta, creemos que la cirugía endovascular puede ser la primera opción terapéutica por su buena permeabilidad y baja morbilidad".

Finamente, el estudio de seis especialistas de Hospital Universitario Vall d'Hebron, de Barcelona se centra en los resultados del uso del dispositivo branched iliaco como técnica para evitar y minibar posibles complicaciones derivadas de la oclusión de las arterias hipogástricas en el tratamiento endovascular de los aneurismas aortoiliacos o iliacos. Realizado sobre una muestra de 9 pacientes tratados entre 2010 y 2013, el estudio revela una permeabilidad del cien por cien y una mortalidad del cero por ciento, con un bajo número de complicaciones. "No obstante, su utilidad generalizada queda aún por definir", concluyen los autores.

PATOLOGÍAS VASCULARES Y TÉCNICAS ENDOVASCULARES

Prácticamente el 50 por ciento de la población mayor de 50 años sufre alguna patología vascular (arterias y venas), un porcentaje que irá en aumento conforme avance la esperanza de vida de la población. De hecho, las enfermedades del aparato circulatorio son ya la principal causa de muerte en nuestro país en ambos sexos. No obstante, los expertos alertan también de un incremento de la prevalencia entre personas cada vez más jóvenes como consecuencia de estilos de vida poco saludables ligados a otras patologías como la diabetes, el colesterol o la hipertensión.

Las técnicas endovasculares representan el tratamiento más novedoso en las patologías vasculares. Dichas técnicas actúan sobre lesiones arteriales y venosas sin necesidad de realizar grandes incisiones. Se practican introduciendo en las arterias o venas unos catéteres que llevan unos balones que dilatan las estenosis (estrechamientos) existentes y una especie de muelles, llamados stent, que mantienen abierta la arteria en los sitios donde se había producido estenosis.

Desde el punto de vista cuantitativo, las intervenciones endovasculares de arterias son más frecuentes que las de venas y el grupo más numeroso de estas operaciones no invasivas se concentra en las arterias de los miembros inferiores, especialmente en la arteria ilíaca, en la femoral y la poplítea por patología oclusiva.

Desde el punto de vista cualitativo, en cambio, la aportación más significativa se ha producido en los aneurismas de aorta, donde las técnicas endovasculares han reemplazado casi completamente a la cirugía abierta, por sus mejores resultados operatorios y postoperatorios precoces y sus plazos más rápidos de recuperación.

El estudio de los resultados a largo plazo de estas nuevas técnicas es uno de los retos pendientes de la especialidad. Al ser una disciplina muy novedosa, no existen estudios sobre los resultados a medio-largo plazo de estas intervenciones, una limitación que, según el profesor Ros, presidente del Capítulo de Cirugía Endovascular (CEC) de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), invita a la prudencia en la indicación de estas técnicas, sobre todo en pacientes jóvenes, "a pesar de la creciente demanda que existe precisamente en este segmento de la población por el carácter menos invasivo de estas pruebas y por las expectativas de éxito que la rodean".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies