La Diputación cierra 2016 con 60 millones de superávit

 

La Diputación cierra 2016 con 60 millones de superávit

 Fernando Rodríguez Villalobos
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE SEVILLA
Actualizado 24/03/2017 10:04:00 CET

SEVILLA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La liquidación del ejercicio presupuestario de la Diputación de Sevilla correspondiente a 2016 arroja un excedente o superávit de aproximadamente 60 millones de euros, según ha informado este jueves el presidente de la institución, Fernando Rodríguez Villalobos, quien para promover un nuevo plan de inversiones financieramente sostenibles en los municipios, es decir la quinta edición del programa Supera, reclama al Gobierno central que autorice la aplicación de los superávit presupuestarios sin esperar a los próximos presupuestos generales del Estado (PGE).

En rueda de prensa, Rodríguez Villalobos ha dado cuenta de la liquidación de los presupuestos de la Diputación correspondientes a 2016. El proyecto presupuestario de la institución y sus organismos y sociedades para 2016, recordémoslo, ascendía 416,86 millones de euros, entre los que destacaban 263,5 millones de euros destinados a gastos no financieros, es decir susceptibles de ser empleados en personal, bienes corrientes, servicios o inversiones, y no en amortizaciones de deuda e intereses.

La liquidación de dicho presupuesto, según expone, ha arrojado un excedente o "superávit de 60 millones de euros", cumpliendo "con todos los parámetros que manda la Ley" Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera de las Administraciones Públicas. Al respecto, y dados los 60 millones de euros de excedente y las recurrentes críticas de que el superávit de las administraciones deriva de que las mismas "no gestionan" sus presupuestos, ha defendido que en 2016, la Diputación provincial ejecutó el 96,68 por ciento de sus "gastos computables".

El gasto computable, según han precisado a Europa Press fuentes de la institución, incluye capítulos como el de personal, pero no contempla lo relativo a las partidas económicas procedentes de otras administraciones, como el Estado o la Junta de Andalucía, o programas como el de anticipos reintegrables para los ayuntamientos. Los excedentes, entre otros aspectos, derivan de gastos no ejecutados durante el año para el que fueron programados e ingresos por encima del techo marcado por el Gobierno central para los gastos no financieros.

Rodríguez Villalobos, en cualquier caso, ha señalado la "tremenda potencialidad" de los citados 60 millones de euros, porque su deseo es promover una quinta edición del denominado Plan Supera, el programa mediante el cual la Diputación reconduce sus excedentes presupuestarios anuales, para destinarlos a actuaciones decididas por los municipios y promovidas por los mismos.

LOS PGE

En ese sentido, avisa el presidente de la institución de que en estos momentos, "el Gobierno central del PP expone como ineludible la aprobación de los Presupuesto Generales del Estado para 2017, para tomar una decisión sobre las posibilidades de aplicación de los superávit" cosechados por las administraciones respecto al año 2016, en proyectos y actuaciones que se consideren "financieramente sostenibles".

Rodríguez Villalobos, al respecto, ha avisado del periodo de "meses" que implica la aprobación de los PGE, considerando "una barbaridad" que los mencionados 60 millones de euros queden relegados "a las cuentas" bancarias de la Diputación.

A colación, ha rememorado que en 2014, en el procedimiento para definir las inversiones financieramente sostenibles, "el Gobierno introdujo la definición de las mismas como adenda a un Real Decreto, en concreto al 2/2014, de 21 de febrero, que adoptaba medidas urgentes para reparar los daños causados por las tormentas de viento y mar en la fachada Atlántica y la Costa Cantábrica". Así, ha defendido que a su juicio, jurídicamente es posible orquestar la aplicación de los superávit de las administraciones sin esperar a los PGE.

"No hay voluntad política", ha opinado, considerando que el Gobierno central del PP no resuelve este aspecto, dentro de sus medidas "de presión" para que las fuerzas del Congreso de los Diputados faciliten la aprobación de los PGE de 2017.

NO HAY QUE ESPERAR

Así, Rodríguez Villalobos ha urgido al Gobierno central del popular Mariano Rajoy a permitir la aplicación de los superávit de las administraciones sin tener que esperar a la aprobación de los presupuestos generales del Estado, demandando además menos restricciones en la definición de actuaciones financieramente sostenibles.

En cualquier caso, ha anunciado que la Diputación de Sevilla se pondrá ya "manos a la obra", para "planificar" directamente la "futurible" quinta edición del Plan Supera, para "tenerlo todo listo y preparado de cara al momento en el que se autorice la aplicación del superávit". "Vamos a tenerlo todo en tiempo y forma", ha aseverado.

"Es un atropello frente al que pedimos que el Gobierno deje de tomarnos el pelo y autorice la aplicación del superávit de 2016, porque si el Gobierno quiere, puede dar su autorización de forma inmediata sin esperar a los PGE. Si no ocurre así, la no inversión de 60 millones de euros en la provincia será única y exclusivamente responsabilidad del gobierno central", advierte.

Finalmente, ha reiterado que la previsión para 2017 es que la Institución Provincial acabe 2017 con "cero euros de deuda viva" correspondiente a préstamos con entidades bancarias. Según ha concretado Villalobos, "en estos años hemos pasado de los 143 millones de deuda bancaria que teníamos en 2012; a 110 en 2013; 56 en 2014; 25 en 2015; 13,5 en 2016; y a cero euros para finales de este año".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies