Diputación y Asociación Altea Autismo se unen para promover la formación de monitores especializados

La diputada Carmen Belén López, junto a la directiva de la Asociación Altea.
DIPUTACIÓN DE ALMERÍA
Actualizado 15/05/2018 17:16:47 CET

ALMERÍA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Almería y la Asociación Altea Autismo se han unido para promover la formación de monitores especializados para trabajar con niños con Trastorno del Espectro de Autismo (TEA). Para ello, la diputada de Promoción Económica y Empleo, Carmen Belén López, y la presidenta de Altea, Mari Carmen Almagro, han mantenido un encuentro en el que han abordado las posibles líneas de colaboración entre ambas entidades en la provincia.

En un comunicado, la Diputación ha explicado que en la reunión López y Almagro han intercambiado sus conocimientos sobre las necesidades formativas que requiere la Asociación Altea para seguir trabajando por los niños autista. La diputada ha recordado que la institución provincial, dentro de sus programas formativos, va a incluir como una necesidad la formación de jóvenes para desarrollar talleres y cursos especializados para niños con TEA.

López ha destacado la importancia de la "colaboración transversal" que se realiza desde la Diputación Provincial con las asociaciones de la provincia. Aunque la Asociación Altea ya trabaja con el área de Bienestar Social, Igualdad y Familia, con esta nueva línea de ayudas se establecería una nueva vía colaboración con el área de Promoción Económica.

El TEA no es una enfermedad, ya que no tiene cura, sino un grupo de trastornos complejos del neurodesarrollo, que afecta a una de cada 160 personas en el mundo. Se clasifica en tres grados variables, dependiendo de las deficiencias en la comunicación y las habilidades sociales, y los comportamientos restringidos y repetitivos de los afectados.

Actualmente, el TEA engloba al Trastorno del Autismo, al Síndrome de Asperger y al Trastorno Generalizado del Desarrollo no Especificado. Al ser un espectro, cada persona autista es completamente diferente a otra, por lo que algunas tienen más afectadas las relaciones sociales, y otras el lenguaje. Además, hay quienes son más sensoriales, y quienes son extremadamente inteligentes y creativos.