El IEA organiza una jornada sobre la figura de Hermann Fischer en el centenario de su fallecimiento

El Cortijo del Gobernador acoge una charla del IEA sobre Hermann Fischer.
DIPUTACIÓN DE ALMERÍA
Actualizado 14/06/2018 15:28:12 CET

ALMERÍA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial, a través del Instituto de Estudios Almerienses (IEA), ha organizado una jornada sobre la figura de Hermann Friedrich Fischer Drews, con motivo del centenario de su fallecimiento. En la conferencia, impartida por Alfonso Ruiz, quien ha realizado una posterior visita guiada por el Cortijo del Gobernador, conocido como 'Casa Fischer', han participado medio centenar de personas

Durante el acto, según ha explicado la Diputación en un comunicado, además de conocer más detalles sobre la vida de Fischer, los participantes han descubierto los secretos que guarda la casa palacio en la que vivió el cónsul, conocida como Casa Fischer o Cortijo del Gobernador, que, en la actualidad, se ha convertido en sede institucional.

La actividad ha contado con la participación de Peter Lennard Fischer Wilkinson, bisnieto de Hermann Friedrich Fischer, quien ha recorrido la huella que sus bisabuelos, en especial su bisabuela Cecilia, han dejado en la casa, construida en 1900 y restaurada en el siglo XXI por el arquitecto Ramón de Torres.

H. Friedrich Fischer Drews (1848-1918) es un nombre muy conocido por los almerienses por la vivienda familiar en la que vivió hasta 1944, el Cortijo Fischer o del Gobernador. Esta magnífica casa palacio, levantada en la Avenida Federico García Lorca, se construyó por el cónsul danés a su llegada a Almería, donde recaló a finales del siglo XIX atraído por las expectativas del comercio de la uva.

Fischer logró ser vaporista, un importante exportador con capacidad para fletar barcos, vicecónsul en Almería de varios países europeos y representante de la alta burguesía local.

En 1882, se casó con Cecilia Johanne, su primera esposa, quien apenas seis años después, en 1888, murió en un accidente montando a caballo. Fischer quiso que la casa de Almería se pareciese a la residencia que la familia poseía en Alemania y recibiría el nombre de Villa Cecilia como homenaje a su difunta esposa.

Contador