Unas 300 personas se concentran para protestar por el cierre de la planta de Puleva

Actualizado 25/01/2014 17:18:12 CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Unas 300 personas, según los organizadores, se han concentrado en la mañana de este sábado en la Plaza de la Plazuela de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), bajo el lema 'Puleva no se cierra', para protestar por el cierre de la planta, sita en esta localidad, que afecta a 70 trabajadores a los que la compañía Lactalis propone traslados a la fábrica que mantiene en Granada.

   Fuentes sindicales han señalado a Europa Press el "gran apoyo" recibido por parte "del pueblo y muchas empresas del sector alimentario", así como por "todos los partidos políticos", entre los que han destacado la presencia de representantes de varios municipios de la provincia como "La Rinconada o el propio alcalde alcalareño, Antonio Gutiérrez Limones".

   Durante la concentración, según han indicado las mismas fuentes, han intervenido el secretario general de UGT-Sevilla, Juan Bautista, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO de Andalucía, Antonio Perianes, y el comité de empresa de los trabajadores de Puleva.

   Esta manifestación ha sido la primera de una serie de movilizaciones que las uniones provinciales de UGT y CCOO tienen previstas en las próximas fechas. Así las cosas, fuentes sindicales han anunciado para este próximo jueves un paro de "una o dos horas" en el trabajo de la planta de Alcalá de Guadaíra, ya que este día será cuando se inicie el periodo de consultas, que durará como máximo 15 días, para negociar el cierre de la planta alcalareña. Igualmente, este próximo viernes convocarán otra concentración en la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Sevilla para protestar por el mismo motivo.

    Cabe recordar que los empleados de la planta de Puleva en Alcalá de Guadaíra ya han pedido a la empresa Lactalis que devuelva las subvenciones públicas que haya podido recibir, ante el anuncio de cierre de la planta sevillana, al tiempo que indicaron a Europa Press que esa circunstancia se le comunicó a representantes de la Junta de Andalucía "hace varios días" y se le pidió que "tratara de averiguar si ha habido subvención".

   En ese sentido, precisaron que "por ejemplo, 25 compañeros de Lactalis procedían de la antigua azucarera de La Rinconada, y para su recolocación en Lactalis se dieron subvenciones". De esta forma, los trabajadores aseguraban que "la empresa ha recibido las subvenciones aunque se desconoce la cuantía exacta que se dirigió a Puleva en Sevilla".

   Por su parte, la Corporación municipal del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra apuntaba una declaración institucional, donde el Ayuntamiento recordaba que esta planta se ubica en Alcalá desde hace más de 70 años y el cierre de la mismas con el traslado de la producción a Granada "afectará a muchos trabajadores que han dedicado a Puleva toda su vida y que se encuentran totalmente afincados en Sevilla, además de que supondrá un gran varapalo para el tejido productivo de la ciudad y para muchos pequeños contratistas que verán peligrar sus empresas debido al cierre de esta gran fábrica".

   En un comunicado, el Consistorio alcalareño afirmaba que todos los grupos políticos que forman el gobierno local piden a dicha multinacional que "reconsidere su postura y que, ya que lleva apostando por esta fábrica desde 1968, haga un esfuerzo y cuente con ellos en lo que considere para que, entre todos, la saquen adelante".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies